José Ruiz muñoz. novillero

"Tras torear en México, estoy más ilusionado que cuando comencé"

  • El diestro gaditano afirma que su campaña en tierras aztecas le servirá para afrontar la temporada con mejores armas para el triunfo

José Ruiz Muñoz, en Albarreal el pasado martes, con Víctor Puerto y Pepe Ibáñez en el burladero. José Ruiz Muñoz, en Albarreal el pasado martes, con Víctor Puerto y Pepe Ibáñez en el burladero.

José Ruiz Muñoz, en Albarreal el pasado martes, con Víctor Puerto y Pepe Ibáñez en el burladero. / reportaje: antonio de los reyes

El novillero José Ruiz Muñoz (Chiclana, 1995), quien sorprendió por su buen concepto con el capote en su debut en Sevilla -algunos críticos lo compararon con su tío-abuelo, Curro Romero-, retoma este año la temporada española después de una incursión en México, tras la que -según el torero- ha recobrado su carrera "con más ilusión que cuando comencé".

-José, ¿qué ha supuesto ese primer viaje a México?

-Fue una experiencia maravillosa porque pude hacer mucho campo. Maté hasta diez toros, me preparé bien física y mentalmente. Toreé un festival en el que corté una oreja. En San Gabriel corté dos orejas a un novillo extraordinario. Y en Aguascalientes, en la Feria de San Marcos, disfruté en algunos momentos toreando, pero pinché en los dos novillos. Luego hice mucho campo, como una decena de tentaderos. Tengo mejores armas para el triunfo.

-¿Qué espera para 2018?

-Mi pensamiento es intentar entar en Sevilla.

"Mi concepto continúa siendo el mismo, pero ahora toreo más por abajo y encajado"

-¿Cómo valora sus actuaciones en La Maestranza?

-Han sido cuatro tardes. La primera, el debut, con 18 años, fue un sueño. Fui con mucha ilusión y la gente salió contenta. En la segunda novillada no terminé de redondear, aunque toreé con el capote muy despacio. En la de Guadaira no se dieron las cosas bien. Y en la última, de Rocío de la Cámara, me dio mi primer novillo una cornada -muslo izquierdo- y no pude torear el otro.

-¿Qué sensaciones tiene de su trayectoria como novillero?

-He sumado una veintena de novilladas en una etapa muy intensa en la que he vivido desde triunfos importantes, como en Santander, hasta un percance muy fuerte en Navalcarnero y tardes en las que no he estado como la última de Madrid, de las dos que estuve y que me hizo reflexionar. Me pudo la responsabilidad y decidí parar para recobrar la ilusión.

-¿Y ahora está recuperado?

-Sí. Lo de Madrid me hundió moralmente. He corregido fallos y tengo otra mentalidad y disfruto mucho en el ruedo.

-¿Ha cambiado su concepto?

-Mi concepto continúa siendo el mismo, pero ahora toreo más por abajo y encajado.

-El mundo de las novilladas está complicado...

-Hay pocas novilladas y muchos compañeros. Está difícil. Pero vivo en torero, soy feliz con los entrenamientos y espero mi oportunidad. La paciencia es fundamental.

"Lo de Madrid me hundió moralmente. He corregido fallos... Mi pensamiento es intentar entrar en Sevilla"

-¿Le ha pesado mucho que le comparasen con Curro Romero?

-En algunos momentos sí. Me echaba mucha presión. Por otro lado, también me ha facilitado el camino para torear en el campo y conocer a grandes maestros.

-¿Hasta qué punto le afectó la terribe cornada en la cara, con problemas de visión en el ojo izquierdo?

-Me afectó mucho. Cometí el error de reaparecer antes de tiempo, sin estar recuperado.

-¿Le han quedado secuelas?

-Para torear, no. Se ha ido acoplando la visión al movimiento y no tengo problemas delante del toro. Únicamente, al mirar hacia abajo veo doble.

-¿Cómo está siendo su preparación?

-Este invierno he hecho mucho campo. He estado en El Torreón, Eduardo Flores, Torrestrella y Albarreal y he matado un par de toros. Por supuesto, toreo de salón constantemente. Tras el cambio que he dado tengo una ilusión enorme por comenzar esta nueva temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios