Copa del rey

Betis-Elche (3-0): Al bombo y punto

  • El Betis parecía que arreglaba la noche muy pronto mediante Xisco, pero el Elche le hacía pasar apuros. Con Edu y Mark González, el Betis fue letal a la contra y resolvió con solvencia el pleito.

Comentarios 5

SEVILLA. El Betis se clasificó para los octavos de final de Copa del Rey por un resultado demasiado abultado para los méritos contraídos ante un Elche que nunca tiró la toalla. Xisco ponía la eliminatoria aparentemente cómoda a los cinco minutos para que en el segundo tiempo aumentasen la distancia Mark González y Edu. Fue todo a través de un partido en el que el Betis, con un equipo experimental, nunca demostró ante su rival la diferencia de categoría.

La noche estaba de guasa, inclemente en lo meteorológico y con un partido copero que, entre otras cosas, se había encargado de edulcorar las vísperas del derbi o, mejor aún, de dejarlo prácticamente sin vísperas. A favor de corriente, el resultado; un empate a uno que le daba al Betis la posibilidad de meterse en octavos de final como por ensalmo, casi sin darse cuenta.

Coincide todo con una plaga de lesiones que propician un equipo experimental en el que van a estar dos canteranos, uno que ya participó del empate a uno de la ida, el centrocampista Rodri, y otro que debuta de forma oficial con el primer equipo. Es el lateral zurdo Toni y su debut se produce, más que nada, para reservar a Babic o, mejor aún, para comprobar si está en condiciones de enfrentarse el domingo a Jesús Navas con más garantías de las que ofrece el corpulento croata.

Forma, por tanto, Chaparro la partida mediante Casto en la portería, línea defensiva con Damià, Juanito, Melli y Toni; juega de contrafuerte por delante de la defensa Somoza con la compañía de Fernando y, en parte, de Rodri para que el interlineado lo compongan Sobis, el propio Rodri o Fernando más Caffa, con Xisco en punta. Y la verdad es que la noche parece arreglarse de forma tempranera, pues en el minuto cinco abre el marcador Xisco de tiro raso con la diestra.

Da la impresión de que todo puede hacerse cómodo, pero los de David Vidal tiran la línea muy lejos de su terreno, presionan arriba y Somoza no resta todo lo que debiera. En parte por propias limitaciones y también porque hay más veces de las convenientes en que lo llaman de dos sitios a la vez y no sabe dónde acudir. O sea, que ese gol tan tempranero y oportuno de Xisco no va a traer bajo el brazo la tranquilidad que le se le presuponía.

Domina el Elche y hay veces en que el Betis se siente a gusto así para lanzar contras, preferentemente por el flanco de Caffa. Tiene ocasiones de aumentar el tanteo, sobre todo en un par de testarazos de Fernando que se pierden por muy poco y en una preciosa combinación argentina en la que Somoza asiste y Caffa intenta una vaselina que se va por poco. Pero el Elche ceja en el empeño espoleado por un David Vidal que se desgañita desde su zona para que Heliópolis enmudezca en un paradón de Casto a remate de cabeza a quemarropa.

En el descanso prescinde Chaparro de Xisco y Caffa, los dos delanteros más incisivos, para darle minutos a Edu y a Mark González. Poco después tiraba de artillería David Vidal para darle al equipo más verticalidad mediante el concurso de José Vega y de Rubén en lugar de Raúl Fuster y del ex madridista y ex deportivista Víctor, un futbolista por el que ya sus mejores días de fútbol ya pasaron.

Y a fe que el Elche metió al Betis en su área, asaeteándolo a saques de esquina. Parecía que el 1-1 estaba más cerca que una mayor ventaja local, pero a la hora de partido todo quedaba consumado con un gol de Mark González lleno de oportunismo, oportunismo por lo que significaba de tranquilidad y oportunismo por lo bien que supo anticiparse al portero ilicitano.

De ahí en adelante, faena de trámite que tiene su punto álgido cuando coincide el gol de Edu con uno de los que dejaban al eterno rival fuera de cobertura. Y el partido termina con el Betis en el bombo para mañana en la Ciudad del Fútbol. No podía ser de otra manera y todo se concretó según guión y con Chaparro haciendo probaturas de cara al derbi inminente, como la de Mark González como posible lateral zurdo en la noche dominguera de Nervión. 

Esta eliminatoria copera ha sabido tratarla Chaparro con mucho tacto y mucho éxito. Ha sabido dosificar a su precaria plantilla tanto en la ida como anoche, siendo la revelación la del portero Casto, que debutó con bien en Elche y que anoche salvó los muebles cuando dichos muebles estaban más en tenguerengue. Luego dio una lección de serenidad para decir bien alto que se puede seguir contando con él.

También ha dejado ver esta ronda copera que Melli no puede estar en la suplencia, que Somoza no tiene el mínimo de ritmo exigible para jugar en Primera o que Rodri ha de curtirse un poco más, pero el utrerano le ha dado en estos dos partidos con el Elche un dinamismo que rara vez saca a relucir el centrocampismo verdiblanco. Al cabo, una eliminatoria que fue para el Betis más complicada de lo que deja ver el marcador, tanto el de allí como el de anoche al final de la Palmera. Al bombo y punto, no se hable más.

- Ficha técnica.

3 - Real Betis: Casto; Damià, Melli, Rivas, Toni; Somoza (Arzu, m.57); Sobis, Rodri, Fernando, Caffa (Mark González, m.46); y Xisco (Edu, m.46).

0 - Elche CF: Caballero; Fajardo, Samuel, Fernando Niño, Raúl Fuster (José Vega, m.54); Pere Martí, Coelho (Cobo, m.65); Raúl Martín, Víctor (Rubén, m.54), Bellvis; y Williams.

Goles: 1-0, Min. 5: Xisco. 2-0, Min. 61: Mark González. 3-0: Min. 78: Edu.

Árbitro: César Muñiz Fernández (Comité Asturiano). Amonestó a Somoza (m.28),

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio Manuel Ruiz de Lopera ante unos 15.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios