Liga europa · shakhtar-sevilla

Carácter de campeón (2-2)

  • El Sevilla sobrevive en Lviv después de adelantarse pronto y tener que remontar con una gran segunda parte en la que coleccionó ocasiones tras romperse Krohn-Dehli el tendón rotuliano zurdo.

Comentarios 1

El Sevilla obtuvo un empate esperanzador en Lviv ante el Shakhtar Donetsk después de adelantarse prontísimo y verse por debajo ante su incapacidad de controlar a Marlos. En la segunda parte sacó lo mejor de su carácter para volver con cierta ventaja y aspirar a su quinta final de la Europa League.

Controlando todo, Banega conectó con Gameiro y el francés,  al primer toque, dejó solo a Vitolo, que recortó a Rakitsky y batió entre las piernas a Pyatov. Apenas el minuto 6 y el Sevilla abofetea al Shakhtar sin romper a sudar.

El Shakhtar, sin bordarlo, le dio la vuelta guiado por un fantástico Marlos, que volvió loca a casi toda la defensa sevillista. A Carriço lo arrastró Ferreyra y Rakitsky envió en largo sin que Escudero pudiera bascular a tiempo, definiendo Marlos colocado y suave a la derecha de David Soria.

Las cosas no podían empezar mejor para el Sevilla, pero lejos de seguir manejando la cuestión se echó atrás de forma inexplicable. Muy poco después del gol perdió el balón y ya no lo recuperó hasta la segunda parte, sufriendo considerablemente más por el dominio local que por ocasiones.

El tema se pone feo de verás cuando una mala cesión de Vitolo a Banega se convierte en córner y en la segunda jugada Marlos supera a Banega y encuentra a Stepanenko anclado ante David Soria, rematando de cabeza totalmente solo.

2-1 cuando el inicio hacía presagiar justo lo contrario, y el Sevilla loco por llegar al descanso, respirar, pensar y levantarse.

Y así lo hizo. El segundo tiempo fue suyo de cabo a rabo. El Shakhtar optó por cerrarse para buscar la cpntra pero el Sevilla no le dio la menor concesión. Todo lo contrario, las ocasiones fueron todas visitantes, que superaron además el terrible golpe de la horrenda lesión de Krohn-Dehli, apenas 10 minutos después de haber sustituido al desconcertante Konoplyanka. El danés tiene roto el tendón rotuliano de la rodilla izquierda.

Fue justo ahí cuando la escalada sevillista se hizo patente, e incluso Gameiro logró un gol anulado por un fuera de juego muy dudoso en el 75, el propio Gameiro tiró arriba solo ante Pyatov tras un pase sensacional de Banega en el 77, Kucher robó el gol a Gameiro bajo palos tras un jugadón de Vitolo y Ferreyra, el punta local, derribó a Vitolo al hacer una cobertura en el 81. El Sevilla era ya ciclón,  Gameiro marcó por el centro y premió el carácter del Sevilla.

A pesar de Marlos, el Sevilla partirá el jueves próximo en el Pizjuán con un resultado favorable y el notable impulso moral de haber salido reforzado de Lviv, destierro del club de Donestk, rumbo a su quinta final de la Europa League.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios