Castro proyecta "una gran final" en Nervión

  • El presidente muestra el inicio de la tercera fase de las obras del Sánchez-Pizjuán, que deberá estar listo para la Supercopa en agosto

En medio de las tempestades que, una tras otra, se levantan en el Sevilla, José Castro se tomó un paréntesis en el manejo de su telefóno móvil para visitar las obras del interior del Ramón Sánchez-Pizjuán, cuyo acondicionamiento inicia la segunda fase de lo proyectado. El presidente sevillista, además, avanzó de manera oficial que el Sevilla solicitará a la UEFA una final para el Sevilla, sin duda como reconocimiento al club que ha ganado los últimos tres títulos de Europa League.

"Era una obsesión de este presidente y el estadio va a pasar a tener una importancia tremenda. Vamos a solicitar una gran final en cuanto esté terminado para que se demuestre que estamos aptos para organizarla", indicó el máximo mandatario, orgulloso del cambio que ha dado y está dando la casa de todos los sevillistas.

Seguidamente, Castro se embarcó en las explicaciones sobre las reformas a acometer. "Al día siguiente de la celebración por el título de Europa League, ya todo estaba previsto para empezar las obras, que en este caso no son para lo que se ve generalmente, como es el césped, la grada y las vallas de separación. Ahora estamos en las entrañas del estadio, donde se van a poner el suelo, aseos nuevos, ascensores... Hay obras por todas partes y vamos a dejar nuestra casa como la queremos. Cuando los abonados entren en agosto van a notar que su casa es más cómoda, que hay muchas cosas nuevas y que el estadio ya no es sólo un proyecto de terminación, sino una terminación real. No pararemos hasta acabarla porque era una necesidad", comentó a pie de obra.

El presidente es consciente de que no hay mucho tiempo, pues el Sánchez-Pizjuán debe albergar a mediados de agosto la Supercopa de España ante el Barcelona. "Son dos meses los que tenemos disponibles y vamos a contrarreloj, pero todo está preparado por los técnicos, nuestro arquitecto Santiago Balbontín y nuestro consejero José Luis Moscoso. En el tema de obras, se sabe cuándo empiezan, pero no cuándo acaban. Aunque nosotros tenemos una fecha en la que vuelve la actividad y hay que tenerla terminada", puntualizó.

Castro reiteró que el estadio, un edificio que se construyó en los años cincuenta, necesitaba actuaciones con urgencia. "Lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo. Nuestra actividad deportiva está a unos niveles muy altos en los últimos años por los éxitos conseguidos y el estadio se nos había quedado atrás. Ahora tenemos los ingresos necesarios para cambiar eso y la vamos a dejar acorde a un club que acumula dos años consecutivos en la Liga de Campeones".

Hay que recordar que en una tercera fase que se iniciará cuando termine ésta, el club acometerá el cerramiento exterior con iluminación LED y otra serie de reformas para las que tanto el presidente como Santiago Balbontín han visitado en los últimos meses diferentes estadios europeos, también de edificación antigua, que han tenido procesos de medernización o la van a acometer, como los de PSG, Liverpool o Manchester United.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios