Eurocopa de leyenda (21)

2000: Final feliz tras el fiasco de Larnaka

  • Obligado relevo. Una vergonzosa derrota en Chipre acaba con Clemente y Camacho, su sustituto, lleva a la selección a la Euro de Holanda y Bélgica.

De manera cíclica, la selección ha venido regalando algunos partidos que se han ido almacenando en su historia más negra. Partidos oficiales, se entiende. Lo ha hecho de forma espaciada, aunque menos de lo que se le supone a un equipo de su calibre, y algunos de ellos han correspondido a la Eurocopa que cumple ahora 16 años. Fue el caso, con Suárez, de la derrota por 2-0 en Islandia y también el del encuentro que sirvió para cerrar de forma definitiva la era Clemente.

Y es que, el 5 de septiembre del 98, apenas tres meses después del nigeriazo que tan cuesta arriba puso el Mundial de Francia, España perdió... ¡en Chipre! Era el primer partido de la fase de clasificación para la Eurocopa que debía disputarse en Bélgica y Holanda y el ridículo del equipo español, que cayó por 3-2 y siempre fue por detrás en el marcador, fue de los que hacen época. Y no es que Clemente presentara un equipo de circunstancias, o experimental, en el Antonis Papadopulos de Larnaka. A saber. España jugó con Cañizares; Míchel Salgado, Alkorta, Nadal, Sergi; Etxeberria, Hierro, Luis Enrique; Alfonso, Morientes y Raúl. Cuatro futbolistas del Real Madrid, tres del Barcelona, dos del Athletic y uno del Valencia y del Betis, más que suficiente para imponerse a una de las cenicientas del fútbol europeo por más que la presencia de algunos nacionalizados le proporcionara en esta fase a Chipre un punto de competititividad que lo llevaría a ganar cuatro partidos.

Pero España cayó, y con ella Clemente seis años después de aquel debut con triunfo ante Inglaterra en El Sardinero. En su lugar entraba José Antonio Camacho, con experiencia en el Rayo, el Espanyol y el Sevilla y que muy pronto empezó a dejar su sello con la convocatoria de futbolistas hasta ese momento inéditos en la selección. Mendieta, Valerón, Engonga, Paco Jémez, Iván Helguera y De Pedro, entre otros, se estrenaron como internacionales con el técnico de Cieza, que debutó con un trabajado triunfo en Tel Aviv (1-2, tras adelantarse Israel en el minuto 63) y bajo cuyo mando España ganó los siete partidos de un grupo que, bien es cierto, presentaba escasas dificultades con la presencia de Austria, Israel, Chipre y San Marino.

España, además, batió todos sus registros goleadores con 42 tantos, 40 con Camacho, en ocho partidos, incluyendo el 9-0 a Austria, una doble goleada a San Marino (0-6 y 9-0) y la venganza ante Chipre (8-0), y alcanzó con una enorme comodidad la fase final. Los campos de Holanda y Bélgica esperaban.

Guardiola-Raúl, conexión sobre el césped y también en la vida

Eran de generaciones diferentes, separados por seis años, procedían de culturas futbolísticas radicalmente opuestas -la Masía y la Fábrica, aunque el madrileño se inició en el Atlético- y durante toda su carrera en España fueron emblemas de dos equipos que mantienen una encarnizada rivalidad y, como tales, se enfrentaron en numerosas ocasiones en el terreno de juego. Sin embargo, casi desde el primer momento, Guardiola (Sampedor, Barcelona, 1971) y Raúl (Madrid, 1977) conectaron. Lo hicieron en el campo, en los 30 partidos en los que coincidieron en la selección, y lo hacen en la vida, pues muchos años después mantienen una gran relación, se admiran mutuamente, se deshacen en elogios el uno hacia el otro e incluso en su trayectoria vital, que en ambos casos incluye una etapa en Qatar, se pueden encontrar algunos paralelismos -el último, la decisión de irse con sus familias a Nueva York-. Y es que los une, entre otras cosas, la pasión por el fútbol.

El catalán siempre llevó dentro un entrenador, quizá producto de su aprendizaje con Johan Cruyff, y el madrileño, que acaba de cerrar su etapa como futbolista, a un líder que, si se decide, tiene un futuro en el banquillo, o quizá en un puesto todavía más alto, del Real Madrid. Sobre el césped, sin embargo, España no aprovechó todo lo que hubiera podido una conexión que en ocasiones puntuales, y particularmente en las fases de clasificación para el Mundial 98 y la Euro 2000, demostró su eficacia. La tardanza en el debut internacional de Raúl (un 0-0 en la República Checa el 9 de octubre del 96), la lesión que impidió a Guardiola ir al Mundial 98 y el digamos que prematuro adiós al Barça, y un año después a la selección (ante México en Huelva, con 1-1, el 14 de noviembre de 2001), de un Pep con 31 años evitaron que coincidieran más en el terreno de juego con la camiseta roja que Guardiola defendió durante nueve años (1992-2001) y Raúl prácticamente diez (1996-2006). El primero fue 47 veces internacional, marcando cinco goles, mientras que Raúl alcanzó los 102 partidos con España, y con 44 tantos fue el máximo goleador histórico hasta que David Villa lo superó. 

Festín español con un equipo lleno de talento

En el primer partido oficial en España de José Antonio Camacho como seleccionador, la selección se cebó con un rival que no ofreció resistencia. Con Guardiola al mando de las operaciones, el gran acompañamiento de Fran y Valerón, y Raúl y Urzaiz martilleando una y otra vez la meta austriaca, España se dio un verdadero festín.

El partido

España: Cañizares; Míchel Salgado, Marcelino, Fernando Hierro, Sergi; Guardiola; Etxeberria (Dani, 83'), Valerón (Mendieta, 72'), Fran; Raúl y Urzaiz.

Austria: Wohlfart; Cerny, Schöttel, Pfeffer, Feiersinger (Kogler, 53'); Mählich, Haas (Mayrleb, 70'), Neukirchner, Herzog; Wertl y Prosenik (Reymair, 58').

Árbitro: Gilles Veissiere (francés). Amonestó a Cañizares, Fernando Hierro, Schöttel, Pfeffer y Prosenik.

Goles: 1-0 (7') Raúl. 2-0 (17') Raúl. 3-0 (30') Urzaiz. 4-0 (35') Fernando Hierro. 5-0 (45') Urzaiz. 6-0 (48') Raúl. 7-0 (60') Urzaiz. 8-0 (74') Raúl. 9-0 (84') Fran.

Incidencias: Partido del Grupo 6 de la Eurocopa disputado el 29 de marzo de 1999 en el estadio Luis Casanova de Valencia ante unos 40.000 espectadores.

Jugadores de España

8 partidos: Etxeberria (Athletic), Míchel Salgado y Raúl (Real Madrid).

7 partidos: Fernando Hierro (Real Madrid) y Cañizares (Valencia).

6 partidos: Urzaiz (Athletic), Guardiola y Luis Enrique (Barcelona).

5 partidos: Sergi (Barcelona) y Mendieta (Valencia).

4 partidos: Guerrero (Athletic ) y Morientes (Real Madrid).

3 partidos: Valerón (Atlético de Madrid), Engonga y Marcelino (Mallorca), Munitis (Racing), Aranzabal (Real Sociedad) y Paco (Zaragoza).

2 partidos: Alkorta (Athletic), Kiko y Toni (Atlético de Madrid), César y Fran (Deportivo) y Dani (Mallorca).

1 partido: Alkiza y Ezquerro (Athletic), Amor y Nadal (Barcelona), Alfonso (Betis), Iván Helguera (Real Madrid), De Pedro (Real Sociedad) y Marcos Vales (Zaragoza). 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios