Gameiro, cuando el dolor es el mejor y más decisivo impulso

  • El francés hace ganador al Sevilla por tercera vez en una tanda de penaltis, la segunda con una lesión

La personalidad en estos casos hace mucho. No es la primera vez que Gameiro lanza (y convierte) un penalti decisivo arrastrando una lesión. El francés materializó el pasado jueves ante el Athletic el gol con el que el Sevilla se clasificaba para las semifinales de la Europa League tras sufrir unas molestias musculares que lo dejaron mermado en los últimos minutos de la prórroga. No obstante, ello no fue óbice para que tomara la responsabildad cuando Emery le pidió que lanzara la última pena máxima.

Y no es la primera vez que Gameiro entra en la historia convirtiendo un penalti lesionado. En la final de la Europa League que el Sevilla ganó en Turín al Benfica, el ex delantero del Lorient y el PSG también lo hizo con una lesión en la rodilla que, además, le causaba un gran dolor al golpear el balón. Aun así, Gameiro -también fuerte y a la escuadra- realizó un lanzamiento perfecto para dar a los de Emery otro título europeo, la tercera de las cuatro Europa League que tiene la entidad blanca en sus vitrinas.

Aquella noche de mayo de 2014, el francés, que no salió hasta el final de la primera parte de la prórroga en sustitución de Marko Marin, llegó a la final con un esguince del ligamento lateral interno de su rodilla derecha, precisamente la pierna que utiliza para chutar. Incluso, antes del momento decisivo el francés estuvo calentando la articulación para minimizar el dolor en el momento del golpeo. El jugador se ofreció a jugar teniendo muy presente ya que la final se iba a decidir, si nada lo remediaba, desde los once metros. Gameiro salió en el minuto 104 por un Marin que previamente había sustituido a Reyes (74') pero que no entró nada bien al partido. El francés aguantó el dolor durante el tiempo que jugó y marcó el penalti decisivo tras una gran noche de Beto. De hecho, la lesión se prolongó durante el verano e incluse le hizo perderse un par de meses de competición en la temporada siguiente.

Los mismos protagonistas, Beto y Gameiro, también dejaron para la historia una tanda de penaltis en el derbi europeo ante el Betis, en octavos de final de ese torneo que el Sevilla ganaría en Turín, como colofón a una gran remontada en Heliópolis tras perder por 0-2 en el Sánchez-Pizjuán.

A falta de confirmación oficial, Gameiro, que marcó además el 1-1 ante el Athletic, sólo sufre una contractura y, según las primeras exploraciones, no tiene rotura, aunque habrá que ver la evolución de la lesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios