El Levante como la final

  • Merino se encierra con sus jugadores para recuperar la solidez e intensidad antes de una cita clave contra el segundo peor visitante de la Liga El club presenta sus campañas para llenar el sábado el Benito Villamarín

Menos de 48 horas después de la dolorosa derrota en el Vicente Calderón, Juan Merino regresó al trabajo con sus jugadores para preparar la cita del sábado ante el Levante, un duelo que se ha convertido en casi una final pese a que el Betis mantiene una cómoda ventaja con la zona de descenso. La mala dinámica de resultados que ha enrarecido el ambiente necesita de una reacción casi como la que se produjo cuanto aterrizó Merino, de ahí que tanto el entrenador como el club hayan comenzado a tomar medidas.

El técnico ya fue expresivo y rotundo en la sala de prensa del Calderón. No le gustó al linense la actitud de algunos de sus jugadores, que no exhibieron ese compromiso que se demanda para una situación como la actual. El preparador se encerró ayer con su equipo, algo que repetirá hoy, con la intención de recuperar esa solidez e intensidad que sí aparecieron en otros días.

Se encuentra Merino con un vestuario agitado ante algunas de sus últimas decisiones, algo que siempre sucede cuando los resultados no acompañan. Jugadores como Bruno se han caído de las alineaciones sin una justificación clara y, además, su rendimiento defensivo ha bajado. El toque de atención a Joaquín, al que dejó fuera de la última convocatoria, también supone un arma de doble filo, ante el peso que el portuense tiene en el vestuario.

Todas estas situaciones fueron afrontadas desde ayer por Merino, que mantiene su mensaje de cara al equipo de que toma las decisiones que considera mejores, sin atender a otras cuestiones adyacentes. Al mismo tiempo, el técnico insiste en que esta situación la tienen que sacar adelante entre su cuerpo técnico y la plantilla, los únicos responsables de la reacción que se produjo con su llegada y también de la irregularidad mostrada ahora.

De esta forma, la cita con el Levante ha adquirido una trascendencia mayor de la esperada hace semanas. El Betis necesita una victoria contra el segundo peor visitante del campeonato, que sólo ha sumado seis puntos en sus quince desplazamientos anteriores, en los que sumó un triunfo -en la jornada decimosegunda ante el Sporting (0-3)-, tres empates -Las Palmas (0-0), Espanyol (1-1) y Real Sociedad (1-1)- y once derrotas. Sólo el Getafe, que acumula una victoria y dos empates lejos del Alfonso Pérez, se ha mostrado como peor equipo fuera de su estadio.

Si el entrenador comenzó ayer la terapia con sus jugadores para recuperar las señas de identidad que ha tratado de imponer desde su llegada, el club también anunció sus campañas para tratar de llenar el sábado el Benito Villamarín con la visita del Levante.

La primera promoción se realiza junto a la marca que viste al primer equipo. Así, Adidas venderá la primera o segunda equipación del Betis al precio de 40 euros, a la vez que regalará con la compra una entrada para el partido. "Se colabora vistiendo de verde a todos los béticos y aportando mucha más presencia de hinchas en el Benito Villamarín para un partido vital en la carrera por conseguir el objetivo de la temporada", expuso el club en un comunicado, después de que se realizara un balance positivo de la relación en este primer año.

De igual forma, cada abonado del club verdiblanco podrá adquirir dos entradas al precio de diez euros cada una para el duelo del sábado. "Con esta promoción, la entidad busca generar en las gradas del Benito Villamarín el mismo ambiente que se vivió en el encuentro contra el Granada, donde el apoyo de la afición resultó decisivo para conseguir la victoria. Nuevamente, tanto en número como en colorido, el aliento de la afición será determinante para lograr un triunfo. En esta campaña conjunta con Adidas, el club pretende que todos los aficionados que acudan al choque lo hagan vestidos de verde, bien sea con bufandas, banderas o camisetas", comunicó el club bético.

La semana comenzó en Heliópolis con mensajes claros, cada uno lanzado en su ámbito. Merino se dirigió a sus jugadores para solicitar el máximo compromiso ante la final del sábado; el club pidió el apoyo de sus aficionados para ese duelo contra el Levante, que se ha convertido en la primera gran final del curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios