Mel, el más ilusionado

  • El técnico hace balance: "Los jugadores se juegan el puesto en cada entrenamiento"

Es imposible predecir qué ocurrirá a partir de hoy en el Betis, pero cerrada la fase de pretemporada de Nuevo Portil el balance no puede ser más positivo. Han sido apenas diez días de concentración, pero la diferencia, por ejemplo, con el stage de hace dos años en este mismo hotel AC Nuevo Portil Golf ha sido considerable.

Pepe Mel, el capitán de la nave, lo ha percibido. Y, ayer, antes de abandonar el hotel de concentración, era el más feliz de la expedición. El ambiente es muy bueno, el vestuario se mantiene unido y el trabajo futbolístico también ha resultado a satisfacción, tanto que Juanma, uno de los futbolistas descartados, destacó en el entrenamiento de ayer como días atrás lo había hecho, por ejemplo, Matilla.

"El balance ha de ser positivo a la fuerza. Esta primera parte de la pretemporada vale para conocernos y para que se adapten los nuevos y todo ha resultado bien y hemos confirmado las sensaciones que traíamos y continuado la dinámica del año pasado. La hoja de ruta sigue adelante, señal de que no hemos perdido nada en esta vacaciones. La clave de este vestuario en los dos años que llevamos es que ha sido una familia, por eso miramos también mucho a las personas a la hora de las contrataciones", destaca Mel.

Lógicamente, todo no ha sido bueno. "Lo peor, sin duda, ha sido la lesión de Mario, una desgracia cuando se estaba entrenando muy bien. Por contra, destacaría las ganas de todos los futbolistas, sabiendo que se juegan el puesto en cada entrenamiento", destaca.

Por todo ello, anuncia que afronta la temporada con la máxima ilusión. "Si el entrenador no tiene ilusión... Nosotros tenemos que ponérselo todo a favor a los jugadores y que ellos vean esa ilusión en el cuerpo técnico y cojan confianza. Eso no quita que un cuerpo técnico siempre quiera mejorar su plantel de jugadores, pero estamos muy contentos con lo que tenemos aquí", resalta con sinceridad.

De igual modo, sabe que será difícil que ese central que pretende llegue antes de que el equipo parta el 27 de julio hacia Alemania para la segunda concentración veraniega. No hay mucho dónde elegir y no podemos correr el riesgo de equivocarnos. Si está antes será maravilloso y, en caso contrario, esperemos que se incorpore allí. Casi todos pretendemos a los mismos jugadores y ahí está el caso de Diop, que se ha ido al Levante. Hay que tener prudencia y, en el caso del delantero, seguimos esperando a Roque", confiesa.

Su niño, por decirlo de algún modo, Sergio, está que se sale. Mel se felicita por ello, pero le envía un mensaje. "Todo el mundo sabe que es un futbolista desde siempre avalado por mí, que lo saqué del Juvenil para jugar en Segunda División porque confío mucho en sus posibilidades. Sólo hay que esperar que mantenga este nivel y lo supere, porque igual digo que seré muy crítico con él si no lo hace", matiza sobre un canterano modelo. "Los jóvenes deben apretar y crear competitividad en la plantilla, es lo que se espera de ellos", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios