Mel regresa sin 'regalo'

  • El técnico, que dirigió las dos primeras sesiones tras las vacaciones, admite la dificultad de fichar al central elegido, Ricardo Costa · Tosic se desvinculó ayer por la tarde del club y Calahorro, el siguiente.

La primera petición de Pepe Mel antes de marcharse de vacaciones, en la reunión que mantuvo con los administradores concursales, el presidente, Miguel Guillén, los consejeros José Antonio Bosch y León Lasa, y el director deportivo, Vlada Stosic, fue la llegada de un fichaje para cuando se reincorporase a los entrenamientos. Y Mel dirigió ayer las dos primeras sesiones tras las vacaciones con los mismos jugadores que se habían marchado una semana antes, incluido el serbio Dusko Tosic, quien trabajó por la mañana pero que luego por la tarde selló su definitiva desvinculación de la entidad verdiblanca para regresar al Estrella Roja.

"Le pidió un regalo a Papá Noel y ahora espera que se lo traigan los Reyes Magos", asegura la gente cercana al entrenador verdiblanco, quien también es consciente de la dificultad de conseguir el fichaje más deseado, el central Ricardo Costa. Y es que, por ahora, el Valencia no cede en sus pretensiones de hacer caja por el central luso, por lo que ahora mismo no se plantea una cesión, la fórmula con la que el Betis podría afrontar su fichaje.

"Estamos interesados, pero cuando hay que poner de acuerdo a más de dos partes no es sencillo. Hay una reunión en Valencia y el jugador se tiene que pronunciar. Tiene otras propuestas y no es fácil. La prioridad ahora mismo es traer a un central, por los problemas que hemos tenido con Mario en esa zona", manifestó Mel, quien ayer firmó libros de su novela El Mentiroso, y que admitió que el siguiente en salir debe ser Juan Calahorro, que cuenta con una oferta del Xerez entre otras. "Quiero que compita, porque podemos tener un buen central para la próxima temporada", aseguró Mel, que pretende que el central adquiera experiencia en un club de Segunda antes de dar el salto a Primera.

Quien tiene menos posibilidades de recalar en el Betis es el francés Mickael Ciani, pese a que sus agentes colocan unas condiciones ventajosas para su llegada. Los informes que se manejan en la entidad verdiblanca no son del todo favorables, de ahí que existan muchas dudas en torno a su posible incorporación. Incluso la dirección deportiva bética sondeó al Málaga por el brasileño Weligton, quien apenas ha jugado con Pellegrini, pero el equipo costasoleño se negó a dejarlo marchar en este mercado invernal.

Un tema más complicado será el de Momo, que sólo se plantea su rescisión de contrato. "Hay que tener paciencia. Él tiene contrato con el Betis y su rescisión no es cuestión de días. Cuenta con varias propuestas, entre ellas la de la Unión Deportiva Las Palmas, pero no será fácil llegar a un acuerdo con el Betis, es cuestión de dinero", señaló uno de sus agentes. Y es que a Momo le queda un año y medio de contrato en Heliópolis, lo que supone casi un millón de euros por cobrar y no quiere renunciar a gran parte de ese dinero. Mientras tanto, Mel tendrá hoy una nueva doble sesión con los mismos de siempre, a la espera del regalo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios