Merino se confiesa

  • El linense inicia la semana con una terapia vis a vis con la plantilla en la que incluso explica los porqués de sus decisiones. El técnico revela públicamente algunos de los cambios previstos.

Comentarios 1

Juan Merino está tomando decisiones cuando menos poco habituales en los últimos días. Si tras el partido del Vicente Calderón envió algún pildorazo a su plantilla, el lunes, en el regreso a los entrenamientos, mantuvo un vis a vis con sus miembros en el que, sin ambages, les explicó los porqués de algunas de las decisiones deportivas que fue tomando en los dos últimos encuentros, justo tras la derrota en San Mamés, y que no produjeron efecto alguno ya que se sucedieron dos nuevas derrotas ante Málaga y Atlético.

Lo sorprendente del técnico linense, se desconoce si mal asesorado o sin asesorar, es que ayer públicamente desvelase gran parte del contenido de las conversaciones que mantuvo con sus futbolistas e incluso que anunciase cambios en la alineación y en la convocatoria de cara al partido del sábado frente al Levante, por más que sea una evidencia que se van a producir y, además, que son necesarios después de tres derrotas consecutivas y, principalmente, de la mala imagen ofrecida en Madrid.

Y es que, lógicamente, si tras su parrafada en los intestinos del Manzanares no toma determinaciones... Eso sí, Merino ha combinado su verbo con una intensidad fortísima en los dos entrenamientos que ha llevado a cabo, para demostrarles a los jugadores lo que no se cansó de repetirles y de publicitar ayer en la Cadena Cope, donde no se cortó a la hora de ofrecer sus más sinceras explicaciones.

Quizá el asunto más inexplicable, como se viene escribiendo en estas páginas desde hace mucho tiempo, es que Bruno, el central más competente de la plantilla y, como mínimo, el que mejor rendimiento ofrece, haya caído en la suplencia. Primero, porque su compañero Pezzella falló más que él en San Mamés; segundo, porque el tinerfeño fue el sacrificado al perfil izquierdo cuando formó pareja con el argentino, y tercero, porque Bruno jugó semilesionado algún partido cuando Westermann fue requerido y no dio el paso adelante, al punto de que desde dentro del club se deslizó la opinión de que el alemán se quitaba del cartel o que no estaba peor que el canario para ser él quien arriesgara.

"No pasa nada con Bruno, estoy muy contento con él en todos los aspectos, ya desde el año pasado. Por jerarquía está Westermann, pero desde mi llegada Pezzella y Bruno formaron la pareja con la que estuvimos seis partidos sin perder. Luego, con Westermann recuperado, decidí que jugarán él y Pezzella, porque éste en las jugadas de estrategia, a balón parado, ha sido muy importante. Bruno respecto a Pezzella tiene más potencia, pero un entrenador tiene que ver los pros y los contras, no he decidido por capricho. Ayer ya les dije a los futbolistas que esta semana van a jugar Bruno y diez más y ellos lo han aceptado", sorprendió Merino, dando a entender también que el sacrificado será el argentino, con lo que además el canario regresará al perfil derecho, que no castiga su primer control o toque de balón.

Pero las alarmas no habían saltado sólo con Bruno. Las ausencias de Jorge Molina y Joaquín, visto luego además el papel recitado por Damiao y Kadir, fueron muy cuestionadas. En la Cope fue preguntado por el portuense. "Ha marcado diferencias jugando los 90 minutos y ahora no es que se entrene mal, sino que no se exige el cien por cien porque siempre se ha sentido cómodo y luego era el mejor los domingos. Puede jugar en Primera, pero yo me lo encontré en una mala situación y mi labor es hacerle ver que tiene que cambiar el chip y que en los entrenamientos coja el ritmo de competición que le falta. Si Joaquín me demuestra que va al cien por cien, va a jugar sus minutos y me va a demostrar que está bien o mal. Yo lo conozco y sé lo que me puede dar, pero no he tenido la suerte como entrenador de hacérselo ver y eso me resta crédito. Pero convocado, como mínimo, vendrá. Ésta es la final y necesito a los jugadores que me den peso en el vestuario. Es el primero que está entrenándose fuerte esta semana", apostilló Merino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios