Grupo A

Polonia, en un grupo igualado y sin favorito claro

  • La impecable clasificación de Grecia y el consolidado bloque de Rusia pondrán a prueba al cuadro local. República Checa cierra un cuarteto parejo.

Estos son los cuatro componentes del Grupo A  de la Eurocopa de Ucrania y Polonia, el más equilibrado y sin  favorito claro. 

Polonia: El sueño de una noche de verano

La selección polaca afronta la Eurocopa con la ilusión de ser el  coorganizador del torneo. En los Mundiales de 1974 y 1982 alcanzaron la tercera plaza, pero  aquel periodo de oro queda muy lejos. La próxima Eurocopa será su  tercera participación en el torneo continental tras 1960 y 2008. En la edición de 2008 no logró ninguna victoria y acabó como última de su grupo por detrás de Croacia, Alemania y Austria. 

Lewandowski, Blaszczykowski y Lukasz Piszczek, jugadores del  Borussia Dortmund, son las estrellas del equipo que dirige Franciszek  Smuda. 

Pero no se puede hablar de un ambiente de armonía. Una vez más  salió a la luz un escándalo de corrupción en los preparativos. Durante la construcción del nuevo edificio de la Federación se  detectó un arreglo ilegal de los costes, lo que intensificó el ya  controvertido debate en el fútbol nacional. Sólo eso puede arruinar  lo que se espera que sea el sueño de una noche de verano. 

Grecia: ¿Hay vida después de Otto Rehhagel? 

La selección griega deberá probar que hay vida después de que Otto Rehhagel abandonara el banquillo de la selección helena en junio de 2010. El alemán logró el mayor éxito de la historia del fútbol  griego al proclamarse campeón de la Eurocopa de Portugal 2004 ante los anfitriones. Aquella Grecia estaba liderada por Angelos Charisteas en el campo y bajo la disciplina de hierro de Rehhagel en el vestuario. 

La etapa de Rehhagel en el banquillo heleno se acabó tras el  Mundial de Sudáfrica 2010. Pero bajo el mando de su sucesor, el  portugués Fernando Santos, Grecia no perdió ningún partido en la  fase de clasificación. En los diez encuentros disputados sumó siete victorias, entre  ellas ante Croacia o Serbia, y recibió cinco goles. 

Georgios Samaras y Giorgos Karagounis dirigirán el medio del  campo, mientras que para la delantera, Santos confiará en el héroe de  2004, Charisteas, que volvió a la selección en el último encuentro  oficial de octubre tras estar ausente desde Sudáfrica 2010. 

"(El técnico) No tiene miedo de cambiar al equipo con jugadores que están en forma", afirmó Charisteas, que marcó el único gol de la final de 2004. 

Rusia: Advocaat devuelve la vida al veterano equipo de Arshavin

Después de la debacle que supuso quedar fuera del Mundial de Sudáfrica 2010, Rusia se rehizo de la mano de otro técnico holandés, Dick Advocaat, que sin hacer grandes cambios de nombres en el equipo  lo devolvió a un torneo mayor. 

Rusia defiende en la Eurocopa las semifinales que alcanzó cuatro años antes en Austria/Suiza, donde el equipo entonces dirigido por Guus Hiddink sorprendió por la alegría de su juego antes de caer arrollado por la fuerza emergente de una España que ya no pararía hasta encadenar el título europeo y mundial. 

Por eso, el fracaso en la clasificación al Mundial resultó no sólo una sorpresa, sino un gran golpe moral. Hiddink dio paso a su compatriota Advocaat, que en lugar de renovar el equipo apostó por recuperar anímicamente a la generación de 2008. "Ahora creo que si mis jugadores logran mantener la concentración,  podemos batir a cualquiera", aseguró el holandés de 64 años. 

Su destino está ligado al de hombres como Andrei Arshavin, Roman  Pavlyuchenko y Pavel Pogrebnyak, su línea de ataque, o al del trío  defensivo del CSKA de Moscú formado por Vasili Berezutskiy, Sergei  Ignashevich y Aleksei Berezutskiy. Todos ellos en torno a la  treintena. "Para Rusia es vital ir a los grandes torneos", advirtió Arshavin,  capitán del equipo. 

Rusia, que disputará su décima Eurocopa, ganó el primer título en 1960 y disputó tres finales más. La última, eso sí, en 1988, aún bajo bandera de la Unión Soviética. Organizará el Mundial de 2018.

República Checa: El cambio generacional busca asentarse

Los veteranos Petr Cech, Tomas Rosicky y Milan Baros son los únicos que resisten al cambio generacional que ha impuesto el seleccionador de República Checa, Michal Bilek. De aquella generación de la selección checa que alcanzó las  semifinales en la Eurocopa de Portugal 2004 sólo resisten ellos tres. 

Bilek, que jugó la Eurocopa de 1990, está dando muchas oportunidades a jóvenes jugadores de la liga checa. Theodor Gebreselassie, jugador de 24 años de padre etíope y madre checa, quitó el puesto de lateral derecho a Zdenek Pospech, de 32 años. 

Los checos no tuvieron un camino fácil a la Eurocopa. Quedaron encuadrados en el Grupo I junto a España, campeona del mundo, y desde el primer momento no pudieron soñar con el primer puesto que daba la clasificación directa.

Quedaron dos puntos por encima de Escocia y en la repesca a doble  partido vencieron contundentemente a Montenegro con un resultado  total de 3-0. Pero la victoria se vio empañada por los insultos de los jugadores checos al ex internacional Radek Drulak en el aeropuerto montenegrino de Podgorica. 

Drulak fue miembro de la selección checa en la Eurocopa 1996 y  criticó abiertamente el juego de los checos durante la clasificación para la Eurocopa 2012. Rosicky, capitán del equipo, tuvo que  disculparse. "Las emociones incontrolabes y la euforia se impusieron sobre el sentido común, por lo que quiero pedir disculpas", dijo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios