real betis

Vis a vis productivo

  • Lopera y Chaparro se vieron ayer las caras en Jabugo y acercaron posturas tendentes a la renovación del entrenador · Las partes salieron satisfechas del encuentro, que se repetirá con el Betis ya salvado

Comentarios 10

Las negociaciones tendentes a la renovación de Paco Chaparro dieron ayer un giro un tanto inesperado. Manuel Ruiz de Lopera aprovechó el día de descanso que el técnico había concedido a su plantilla para reunirse cara a cara con su entrenador, tal y como éste le había demandado la semana pasada a través del director deportivo, Manuel Momparlet.

Por sí solo, el vis a vis ya es una buena noticia para la entidad, ya que ha sido la primera vez que el máximo accionista ha mostrado su predisposición hacia la continuidad del técnico trianero, ya que hasta la fecha las reuniones se habían circunscrito al despacho de Momparlet en el estadio de Heliópolis.

Ayer fue distinto. A mediodía llegaba Paco Chaparro, acompañado de su representante, José Emilio Santigosa, a las oficinas de Lopera en la calle Jabugo y un par de horas después las abandonaba tras un encuentro que puede considerarse positivo. Al mismo también asistieron el citado Momparlet y el presidente de la entidad, José León.

Fuentes del club verdiblanco consultadas aseguraron que hubo "entendimiento" entre las partes, aunque la buena voluntad de Lopera y de Chaparro no cristalizó en un acuerdo verbal pese a que ambos se dieron un apretón de manos. El técnico, fiel a la política que viene manteniendo sobre el asunto, no comentó nada sobre el encuentro con nadie de su entorno, ya que piensa que las filtraciones habidas sobre el particular han podido perjudicarle en algún momento durante las negociaciones mantenidas con Momparlet.

A esta reunión, por ejemplo, no asistieron Joaquín Parra y Jorge Vázquez, miembros de la secretaría técnica, ni Juan Merino y Carmelo del Pozo, los dos ayudantes de Chaparro, quienes sí estuvieron en la primera toma de contacto hace ya tres semanas. Curiosamente, tampoco estuvo presente el gerente de la entidad, José Antonio González Flores, circunstancia que a priori descartaría que las partes hubiesen firmado un contrato, aunque de un tiempo a esta parte Lopera dispone de borradores de contratos privados que alguna vez ha utilizado.

En cualquier caso, las fuentes consultadas confirmaron que Chaparro y Lopera no sólo hablaron de cantidades económicas sino de esas "pequeñas mejoras" que el técnico ha solicitado y sobre las que, al parecer, solicitó alguna garantía, ya que éstas son más importantes para él que su propio contrato, aunque sea cierto que los 250.000 euros de la primera oferta de Lopera le habían parecido escasos.

El máximo accionista, por supuesto, le indicó que esa cantidad sería mejorada, pero sobre todo le hizo creer que él es el primer y único candidato para dirigir al Betis la próxima temporada. Chaparro, en este punto, se sintió algo más aliviado, aunque sepa de los devaneos habidos con otros entrenadores, fundamentalmente con Unai Emery, técnico del Almería, codiciado por diversos clubes y cuya prioridad es la Real Sociedad si lograse ascender.

Con bastante camino avanzado, las partes quedaron en ultimar los detalles del contrato más adelante, cuando el Betis haya garantizado matemáticamente su permanencia en Primera División, hecho que podría producirse incluso este fin de semana si se dan una serie de resultados.

El resumen de la reunión, de la que apenas ha trascendido nada por su carácter secreto, es que si hasta hoy la impresión existente por las acciones de Lopera era que no quería renovar a Chaparro, el asunto ha virado parcialmente. Empero, nunca hay que descartar que el máximo accionista esté jugando al despiste, como ya hizo en múltiples ocasiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios