real betis

Entre atenazado y acomodado

  • Mel trata de quitar presión a la plantilla tras salvar la categoría, pero a la vez le exige que compita. "En el descanso nos dijo que disfrutásemos", confiesa Amaya.

Comentarios 2

Atraviesa el Betis un período complicado de la temporada. Aunque se trate sólo de un partido, e incluso podría decirse que de sólo una parte del mismo, la imagen ofrecida el lunes ante el Getafe preocupa relativamente a Pepe Mel, quien así lo manifestó en la rueda de prensa posterior al partido.

El técnico madrileño es una persona ambiciosa. Fue el primero en el club en hablar, lograda virtualmente la permanencia, de que el Betis estaba obligado a pelear con todas sus fuerzas por disputar una competición europea la próxima temporada. Mel, uno de los pocos hombres de fútbol del club, sabe que los momentos no se eligen en este deporte, que llegan a veces cuando menos se esperan, y al Betis le ha llegado ahora. Ni inversión ni aspiraciones, nada puede garantizar que el club dará un pasito más hacia adelante la próxima temporada. La opción de dar el gran salto, de pasar de equipo modesto a disputar una competición europea, la tiene hoy. Y, por eso, está obligado a agarrarse a ella.

"En la pelea por Europa hay que sumar de tres en tres", comentó el técnico tras el partido. "Si hoy estamos agarrotados, dentro de dos semanas tenemos un partido...", añadió en referencia al derbi.

El pensamiento de Mel es claro. Conoce como nadie la plantilla de la que dispone, con una columna vertebral que es la misma de hace dos temporadas en Primera División, y por ello ha comenzado a observar que la pelea por Europa sea un vestido que pueda venirles algo ancho a sus futbolistas.

Con todo, los mima. Usa con igual eficacia el palo que la zanahoria. Y es capaz, en un mismo día, de apretarles las tuercas y responsabilizarlos que de descargarlos de tensión. Lógicamente, el técnico también nota que en el club se da el curso por concluido. Los números gozan de un buen estado de salud y el primer equipo afrontará un nuevo curso en la categoría. La afición también muestra su aquiescencia con las actuaciones del equipo incluso en los días en los que éste no muestra su nivel.

El propio Amaya admitió este martes en Radio Betis que el equipo no salió con toda la cuerda dada ante el Getafe, a la par que reconoció que Mel trató de quitarles presión a los futbolistas en la charla del descanso. "Sí que es verdad que nos quitó responsabilidad y nos dijo que teníamos que disfrutar, pero nos faltó meter intensidad en el primer tiempo y en el segundo lo hicimos con la salida de Joel. En el primero, vi al equipo un poco espeso", dijo el central madrileño.

Lo cierto es que en la segunda vuelta el equipo sólo ha ganado dos de los diez partidos que ha disputado, una cifra muy distante de la conseguida en la primera parte del campeonato. Ítem más: el Betis llegó a ser, tras el Barcelona, el mejor equipo de la categoría lejos de Heliópolis y hoy ya es el quinto.

Y es que en la segunda vuelta sólo ha logrado empatar en Anoeta (3-3) y ha perdido ante Rayo Vallecano (3-0), Atlético de Madrid (1-0), Espanyol (1-0) y Valencia (3-0). Unos números que de agravarse en Granada el viernes colocarían al equipo en una mala situación para afrontar el derbi. Ante el Málaga salvó su único momento medio crítico del curso tras cinco partidos sin ganar. Mel quiere evitar otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios