La bala en la recámara que se guardó por Dani Ceballos

  • El club había alegado a Competición por la tarjeta que vio en Vigo y que lo deja como apercibido

Juan Merino lo tuvo claro desde el momento en que comenzó a preparar el duelo contra la Unión Deportiva Las Palmas y en sus planes Dani Ceballos siempre apareció entre los once elegidos, pese a que éste se encontraba apercibido de sanción tras la tarjeta que vio en Vigo. Eso sí, el cuerpo técnico se había guardado una bala en la recámara, con la alegación presentada por los servicios jurídicos ante el Comité de Competición, ante la posibilidad de que el utrerano viese otra amarilla que lo dejase fuera del derbi.

Ayer, Competición rechazó las alegaciones béticas, por lo que mantiene a Dani Ceballos al borde de la suspensión, aunque ya no existe la necesidad de seguir recurriendo ante Apelación, ya que el utrerano sí estará disponible el domingo para el derbi. "El Betis manifiesta que de la prueba videográfica que se acompaña resulta la existencia de un error material manifiesto, en cuanto el jugador amonestado no derriba al contrario, que cae por la propia inercia de su infructuoso intento de golpear el balón, sin que el jugador le impacte. Por ello solicita que se deje sin efecto la citada amonestación", reflejó Competición ayer, que luego argumentó su rechazo a los argumentos expuestos por el club verdiblanco: "Según criterio reiterado de este comité la apreciación de un error material manifiesto en el acta arbitral exige la aportación de elementos de prueba que acrediten de manera inequívoca, bien la inexistencia del hecho reflejado en el acta, bien su patente arbitrariedad. Ninguno de los dos supuestos concurre en el caso que nos ocupa, en el que el club alegante realiza una interpretación subjetiva de un lance del juego, que no puede sustituir el criterio del colegiado durante el encuentro al juzgar la misma. Por ello procede desestimar las alegaciones formuladas".

"Si no hubiera tenido cuatro amarillas hubiera metido más la pierna", aseguró el propio Dani Ceballos tras el encuentro, que lo disputó al completo pese a esa amenaza de suspensión. Merino contaba con esa bala en la recámara de las reclamaciones ante los comités, aunque ahora ya no hará falta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios