Ningún consejero del Betis en el palco de Balaídos

  • Gordillo y el director general representaron el sábado de Feria al club verdiblanco frente al Celta

Comentarios 1

Vaya por delante que nadie mejor que Rafael Gordillo -además cobra, principalmente, por eso- para representar al Betis dondequiera que vaya, pero que el equipo verdiblanco, jugándose aún el descenso, viaje a Vigo sin ningún consejero al frente de la expedición es una situación que a la fecha, al menos, no se recuerda.

Empero, ocurrió en el palco de Balaídos, donde al lado del presidente del Celta, Carlos Mouriño, estuvo sentado el director de relaciones institucionales del club y presidente de la Fundación RBB, el citado Rafael Gordillo, quien, como es habitual, viajó con el equipo el viernes por la tarde. Lo acompañó el director general de la entidad, Federico Martínez Feria, y regresaron ayer a mediodía a Sevilla. Un viaje que les impidió, lógicamente, asistir a la Feria el viernes -el autobús hacia el aeropuerto partió a las 17:30 de Heliópolis-, el sábado e, incluso, lo desaconsejaría ayer tras las escasas horas de sueño, ya que en Vigo se tocó diana a las ocho de la mañana -el avión partió del aeropuerto de Peinador a las 10:30- y la expedición llegó al hotel pasada la una de la madrugada al acabar el partido justo en la medianoche.

Normalmente, en el Betis de hogaño suelen viajar el presidente y los consejeros que se apuntan, sin más límite que la logística del propio viaje, incluso lo hacen empleados más o menos cualificados, que se sientan en los palcos, a veces con amigos que nada tienen que ver con el club.

En tiempos no muy lejanos, se desplazaban el presidente, un consejero como delegado de la expedición y el resto, si le apetecía, tenía que abonar el viaje de su propio bolsillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios