betis energía plus | Tecnyconta Zaragoza

Por un dorado diciembre

  • El Betis busca la cuarta victoria consecutiva ante un tocado Zaragoza que cierre un año para olvidar

  • La defensa, una vez más, debe ser la clave para crecer

Foto: Juan Carlos Vázquez Foto: Juan Carlos Vázquez

Foto: Juan Carlos Vázquez

Por un dorado diciembre Por un dorado diciembre

Por un dorado diciembre

Si los años tuvieran tiquets de devolución, muchos aficionados cajibéticos solicitarían el reembolso de este 2017 que mañana acaba con las tradicionales uvas y campanadas. Pero antes de dar paso a las costumbres, y con baloncesto de por medio por eso de regresar a la idea primera de este párrafo, toca cerrar un año que no entrará en los anales del baloncesto de la ciudad. Al descenso deportivo, salvado con más o menos razón en los juzgados, se le sumó un inicio y casi un nudo de temporada para tirar a la basura, con diez derrotas consecutivas que lo colocaron, con honores y por argumentos propios, en la cola de la clasificación.

Por suerte, y porque alguna vez debe salir el sol, la dinámica cambió con la llegada de diciembre. El equipo, como la noche y el día, dio una mejor versión ante Obradoiro y logró su primera victoria de la temporada. Tras ésta, UCAM Murcia y Herbalife Gran Canaria, en el que fue el mejor partido verdiblanco en las últimas fechas, hincaron la rodilla ante los de Óscar Quintana, que comenzaron a creer en que la salvación, que hasta hace unos días parecía sólo una quimera a tenor de las sensaciones desprendidas por el equipo, podía ser una realidad.

De estar prácticamente descolgado a pelear con pleno derecho por la salvación. Con tres triunfos están el Betis Energía Plus, colista, y el Burgos, y ambos otean ya al grueso de hasta cuatro equipos que sólo cuentan con una victoria más en su casillero. De hecho, salir del pozo esta semana parece harto complicado -habría que tirar de calculadora-, pero de lograr una victoria ante el Tecnyconta Zaragoza hoy, otro de esos equipos que notan el aliento de castellano-leoneses y andaluces en el cogote, podría permitir al conjunto verdiblanco, cuanto menos, no terminar el año 2017 en el pozo de la clasificación, además de meter a otro equipo en la pelea. La tendencia ascendente del equipo energético invita al optimismo y a imaginar un dorado diciembre, con cuatro victorias.

¿Las claves de esta mejora? Una defensa más creíble y férrea que en semanas anteriores, la explosión de Kelly en anotación y la aportación de un Schilb que parecía cortado por la excesiva, y muchas veces inentendible, presencia sobre el parqué de Bongou-Colo. Con el corte del franco-congoleño, el alero yanqui con pasaporte checo ha dado un paso adelante, como bien requería tanto su contrato como su bagaje en etapas anteriores en equipos de Euroliga.

Ser capaces de terminar el año al alza pasará en buena parte por la capacidad del equipo por mantener la línea mostrada en los últimos choques: capacidad de defender bien, cerrar bien los rebotes e intentar aprovechar las debilidades de un rival que llega a San Pablo después de firmar cinco derrotas consecutivas y que lo hace bastante mermado.

Aterrizan los de Jota Cuspinera en la capital hispalense algo tocados moralmente tras los importantes tropiezos añadidos a su historial liguero, pero también mermados por la notable e importante baja de un ex NBA como Gary Neal, erigido como líder en anotación del equipo maño con 17,3 puntos por partido, lo que lo convierten en el tercer máximo realizador de la competición, y que regresará con sus compañeros en febrero por problemas musculares.

Con la ausencia obligada de Neal, muchos balones pasarán por Bo McCalebb, de quien en Zaragoza esperan mucho. De momento, sólo dos partidos ha disputado con la camiseta roja del equipo maño, tiempo más que de sobra para demostrar que si las bolas queman, pueden pasar por sus manos.

Los precedentes en San Pablo dictaminan empate técnico: cuatro victorias para cada contendiente. Por tanto, quien venza hoy, aparte de inclinar la balanza a su favor en este particular duelo, dará un paso adelante en pos de la permanencia. En ésas anda el otrora Caja, que busca poner el cierre dorado a un año para olvidar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios