Dos ideas, tres hombres

  • Mel probará durante la semana sus dos sistemas de juego, el 4-4-2 y el 4-3-3. Las prestaciones de Salva Sevilla, clave para apostar por el segundo o hacerlo por Pozuelo de mediapunta o Jorge Molina.

Comentarios 2

Pepe Mel tiene aún entrenamientos por delante y quiere realizar diversas probaturas, sobre todo a partir de este miércolescuando pueda contar con el grueso de la plantilla, antes de decidir la táctica y los futbolistas a utilizar para tratar de salir con los tres puntos en el zurrón el domingo de Pamplona, cuando se mida a Osasuna a partir de las 19:45.

El técnico madrileño ha venido alternando durante la temporada dos sistemas de juego, el 4-4-2 con extremos y el 4-3-3, fundamentalmente, toda vez que el dibujo asimétrico con Nono no le acabó de convencer. Y esos dos son los que ya está practicando para, entrada la semana, decidirse por uno u otro.

Aunque los cambios pueden ser sustanciales, en realidad el preparador heliopolitano tiene prácticamente elegidos, salvo imponderables, a diez de los once hombres que saltarán al Reyno de Navarra, siendo Perquis y Rubén Pérez los sustitutos más probables de los sancionados Mario y Beñat.

En la portería, pese a que Casto ya puede jugar tras su sanción en Málaga, continuará Adrián. Su buena actuación frente a la Real Sociedad despeja cualquier duda y así, además, Mel gana otro guardameta para la titularidad o la rotación, según los casos.

En la zaga son fijos Nelson en el lateral derecho y Paulao en el centro de la zaga. Perquis, si regresa sin problemas tras su accidentado periplo con Polonia, debe ganarle la partida a Dorado como central izquierdo, mientras que en el lateral de ese perfil se antoja también casi segura la titularidad de Álex Martínez, quien desbancó al omnipresente Nacho en el último envite y rindió a satisfacción. Con todo, es la línea donde podría haber una pequeña dosis de sorpresa. La alineación de Ángel, aunque ya recuperado, se antoja precipitada como titular, máxime con un entrenador partidario de incorporar a los futbolistas poco a poco.

En el centro del campo hay dos hombres fijos, Cañas y Rubén Pérez, y un tercero que dependerá de que juegue Salva Sevilla o no, ya que el virgitano es el único hombre que puede inclinar el sistema hacia el 4-3-3, ya sea como pareja de Rubén Pérez con Cañas por detrás o por delante de los dos siendo el vértice más adelantado del triángulo de centrocampistas. Nono, que también pudiera realizar esa labor, acaba de salir de una pequeña lesión de pubis y no está en forma, mientras que Nosa Igiebor regresa este jueves tras varios días en Nigeria y, a la fecha, no ha aprovechado sus oportunidades en el Betis.

En ataque son fijos tres hombres, los extremos Agra y Juan Carlos y Rubén Castro. El acompañante de éstos también variaría ligeramente el sistema. Si jugase Pozuelo, éste tendería al 4-4-1-1, con el trianero algo por detrás del canario, y si lo hiciese Jorge Molina el dibujo sería un 4-4-2 puro con extremos, el que más gusta a Mel y el que mejor rendimiento ofensivo le dio, en el aldabonazo en San Mamés (3-5). El alcoyano, que salió del equipo inicial con tres goles, podría tener de nuevo chance. Sus competidores, Salva Sevilla y Pozuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios