El internacional que pudo dejar el fútbol

La convocatoria para un partido de Primera División supone para Israel Puerto (El Viso del Alcor, 15-06-93) un doble triunfo. Si siempre para un canterano es un éxito que el entrenador del primer equipo reclame sus servicios para un partido oficial, en el caso de este espigado central tiene un valor añadido, pues hace dos años estuvo a punto de dejar el fútbol al entrar en una pesadilla que al final tuvo un final feliz.

En mayo de 2011, con 16 años, disputando la Copa de Campeones juvenil y justo después de firmar su primer contrato profesional con el Sevilla, se le detectó una anomalía cardiaca casi coincidiendo en el tiempo con el caso de Sergio Sánchez en el Sevilla. Los médicos detectaron una insuficiencia en la válvula tricúspide que aconsejaba abandonar el fútbol de manera inmediata. Significaba todo un palo para un chaval que lo único que sabía hacer era dar patadas a un balón y que, además, despuntaba alto, pues no en vano era asiduo a las convocatorias de la selección española desde la sub 16.

Se sometió a distintas pruebas y, afortunadamente, su pesadilla acabó, pues unos meses después el prestigioso cardiólogo radicado en Barcelona Arturo Evangelista autorizó a Israel Puerto a seguir con su actividad futbolística pasando por unas revisiones periódicas. Desde entonces, su crecimiento ha ido con paso firme. Titular indiscutible este año con Ramón Tejada en el filial, donde destaca por su aseada salida de balón, acudió a varias convocatorias de la selección sub 20 que prepara el Mundial en Turquía.

El jugador lo celebraba ayer en su cuenta de Twitter: "Muy contento con mi primera convocatoria con el primer equipo. Esto es sólo el principio de algo muy bonito. Gracias a todos por el apoyo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios