Los nuevos bríos de Capel

  • El almeriense, en buena forma esta pretemporada, asegura que la renovación de su contrato se hará en breve y prevé un año especial · "Estamos en la máxima competición y quiero estar en el Mundial", afirma

La situación de Diego Capel ha dado un giro radical. El almeriense está destacando esta pretemporada por su buena forma. Ha recuperado la rapidez y la facilidad para driblar en carrera que lo llevó a debutar con la selección absoluta y ya ha olvidado aquella lesión muscular que le cortó su fulgurante trayectoria en octubre del año pasado, precisamente entrenándose con el combinado de Vicente del Bosque. Por entonces, el Sevilla y el futbolista estaban en conversaciones para la renovación de su contrato, que expira en 2011 y es uno de los más antiguos y de los de perfil más bajo de la actual plantilla. Pero no hubo acuerdo. José María del Nido dio por rotas las conversaciones después de escuchar las altas exigencias de su representante y ahora se ha retomado el asunto.

Esto ya es motivo de alegría para Capel, que ayer se mostró muy optimista al respecto. Por si fuera poco, es año de Mundial y la ilusión de volver a la selección no sólo la conserva intacta, sino que se ha multiplicado. El almeriense tiene un nuevo aire, más esperanzado, después de una temporada "para olvidar". Cree que puede ser su año y así lo espera. Ayer lo dejó bastante claro. Cuando se le pregunta por el buen estado de forma que está mostrando, confiesa su particular ilusión: "Estoy con mucha ilusión y muchas ganas, después de la temporada pasada, que fue un poco para olvidar por muchas circunstancias, ésta la afronto con mucha ilusión y espero que sea mi año".

Ayuda, evidentemente, a esta gran expectativa que el Sevilla esté en la Champions y que en junio del año próximo haya Mundial en Suráfrica: "A nivel personal para mí es un año importante, el Sevilla disputa las tres competiciones, estamos en la máxima competición y quiero volver a la selección, estar en el Mundial sería un premio. Por eso quiero trabajar muy duro aquí, para hacer las cosas bien y, si el seleccionador lo decide, volver al combinado nacional".

Pero lo primero es lo primero y Capel es consciente de que tiene un duro camino para convencer a Del Bosque: "Voy a trabajar y a luchar para abrirme otra vez hueco. Como meta tengo volver otra vez a la selección, que el seleccionador pueda contar de nuevo conmigo, y si no, pues seguir trabajando para volver algún día. Ahora debo pensar en el equipo y en hacer las cosas bien con el Sevilla".

Éste es el primer gran aliciente del extremo almeriense, a quien cada vez más usa Manuel Jiménez en la derecha a pierna cambiada. El segundo es que se haya disuelto la situación de enquistamiento en la que habían caído las conversaciones para su renovación. Mientras su representante y el Sevilla se lo toman con calma, Capel es el primer en alegrarse las pajarillas al reconocer que se han retomado las negociaciones: "Las posturas están muy cerca y en breve esperemos que se cierre y que quedemos contentos los dos; por mi parte y por el club, los dos estamos dispuestos a ampliar el contrato".

Su optimismo contrasta con la precaución de su agente y del club. ¿Tan grandes eran las distancias? "No, simplemente había unas cosas en las que no nos poníamos de acuerdo, pero yo siempre he dicho que mi primera intención fue siempre renovar con el Sevilla. Ahora lo importante es que la cosas están otra vez bien y esperamos que podamos cerrar pronto el acuerdo", decía, sin poner un plazo: "No puedo decir una fecha, pero soy el primero que quiere que se termine pronto para estar tranquilo". Eso sí, se congratula de antemano de lo que va a firmar: "El Sevilla en los últimos años ha crecido y está al nivel de los grandes equipos internacionales y estar aquí es un premio, sin duda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios