Real betis

La prueba del nueve

  • El Betis aparece como el cuarto equipo menos efectivo del campeonato y los delanteros no alcanzan el nivel esperado · Sergio García acumula dos expulsiones en nueve jornadas, un punto negro a erradicar

Comentarios 5

Las dos victorias consecutivas despejaron los fantasmas en Heliópolis pero no acabaron de esconder las carencias goleadoras del equipo bético, que genera fútbol pero no concreta las jugadas. Ante el Deportivo, el Betis no ofreció sus mejores prestaciones ofensivas, pero aun así realizó 20 lanzamientos a la meta de Aranzubia, con Sergio García como máximo exponente al protagonizar seis de los mismos. Y, precisamente, el rendimiento del delantero junto al de Pavone no acaba de alcanzar un buen nivel.

El Betis aparece como el cuarto equipo menos efectivo de la Liga española, al realizar un balance de los remates a puerta y las llegadas al área con su rendimiento goleador. El conjunto verdiblanco es el cuarto equipo más rematador del campeonato, con una media de 15 por encuentro, pero aparece como el decimotercero en la tabla realizadora, lo que señala bien a las claras su problema ante la portería contraria.

Paco Chaparro ha apostado por un concepto del juego más elaborado y el Betis intenta dominar el encuentro. De hecho, aparece como el noveno en cuanto a la posesión del balón y ha jugado ante los grandes. Pero el juego combinativo no acaba de convertirse en goles y como botón de muestra que únicamente haya realizado cuatro asistencias que acabaran en gol de 81 intentadas. La falta de remate no acaba de ser solucionada. Ahí es donde aparecen las dudas en el rendimiento de jugadores como Sergio García, Pavone o Emana, que con la ausencia de Edu están obligados a aumentar su cuota de responsabilidad ante el gol.

El delantero que llegase del Zaragoza ha realizado 21 lanzamientos en lo que se lleva de Liga, aunque sólo ocho fueron a portería, para anotar un solo gol, el que consiguió ante el Madrid al aprovechar el rechace de Casillas, que le había detenido un penalti. Ese tanto y dos asistencias de gol completan su bagaje de jugadas decisivas, pese a que ha realizado 31 centros al área de los que sólo cinco encontraron rematador.

Pero el mayor punto oscuro de Sergio García en el Betis es sus dos expulsiones en nueve jornadas, en dos acciones evitables. El catalán acabó el partido enfadado e incluso ayer dialogó con Paco Chaparro sobre la jugada, al entender que existe un contacto con el defensa. Pero su nivel parece lejos del esperado cuando se confirmó su fichaje.

Los números de Emana tampoco son alentadores, más allá de su falta de disciplina táctica. El camerunés ha realizado 34 lanzamientos, diez de ellos a portería y sólo ha conseguido un gol. Además, tampoco ha sido capaz de conectar con sus compañeros, al menos para acabar en gol.

Y con Pavone ocurre lo mismo. 14 remates, siete de ellos a portería, para anotar dos goles en acciones a puerta vacía. El argentino no acaba de ser el nueve que necesita el Betis, a pesar de que aporte trabajo y sacrificio en la salida del balón del contrario.

Nueve jornadas del campeonato y los delanteros béticos no acaban de superar la prueba del nueve. Transcurrido casi un cuarto de campeonato, cinco goles son los anotados por Sergio García, Pavone, Emana y José Mari. La falta de efectividad aparece como el principal hándicap de un Betis que muestra carencias en defensa, pero sobre todo en ataque. Y para eso se necesita que algún punta supere la prueba del nueve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios