Unas semifinales con muchas cosas en juego

  • El duelo de selecciones entre España y Alemania se traslada a los equipos. ¿Un clásico en la gran final?

El futuro de José Mourinho, la rivalidad España-Alemania, la pugna Cristiano-Messi, el impacto de Tito Vilanova, la elección de un nuevo rey continental, una final Real Madrid-Barcelona: las semifinales de la Liga de Campeones europea de fútbol ponen muchas cosas en juego en sólo ocho días.

1. España-Alemania. Por primera vez, dos países copan a partes iguales las semifinales de la máxima competición europea. El Bayern Múnich-Barcelona y el Borussia Dortmund-Real Madrid hablan de una rivalidad instalada en el fútbol contemporáneo. Los duelos entre clubes son en realidad un nuevo capítulo de la pugna que España y Alemania libran en el fútbol de selecciones, hasta ahora ganada abrumadoramente por los hombres de Luis, primero, y Vicente del Bosque.

2. El futuro de José Mourinho. Si es verdad que Mourinho no tiene decidido cuál será su futuro, la Liga de Campeones podría aclarar cosas. Pero no en el sentido previsto, pues varios medios en España sugieren la opción de que el entrenador del Real Madrid abandone el club blanco si precisamente su equipo logra la victoria.

3. La pugna Cristiano-Messi. Es probable que estas semifinales de la Liga de Campeones señalen el inicio de la carrera por el Balón de Oro. Y por primera vez en mucho tiempo, da la sensación de que Cristiano Ronaldo marcha algún centímetro por delante de Messi. Y tampoco conviene olvidar a Franck Ribery, del Bayern Múnich, otro futbolista en magnífico momento de forma.

4. El impacto de Tito Vilanova. El entrenador del Barcelona regresó tras más de dos meses en Nueva York tratándose un cáncer y añadió un matiz profundamente sentimental a las semifinales. También ocurre con el defensor francés Eric Abidal. Vilanova sigue apartado de los focos, pues no habla en ruedas de prensa, pero dirige al equipo a pie de campo. Se le exigirán soluciones a los problemas que está mostrando el Barcelona.

5. Guardiola, protagonista involuntario. El futuro entrenador del Bayern Múnich presenciará por televisión el duelo ante su equipo de toda la vida y será uno de los protagonistas involuntarios de la nueva ronda europea. ¿Qué bufanda se pondrá? Jupp Heynckes hará todo lo posible para subir su listón de exigencia hasta cotas impensables. Porque el técnico alemán también tiene su orgullo.

6. En busca de un nuevo rey de Europa. Pase lo que pase en semifinales, habrá nuevo campeón, porque el Chelsea quedó fuera de la pelea en los albores del torneo. El Real Madrid suspira por la Décima, el Barcelona quiere su quinto trofeo, el Bayern Múnich anhela un triplete histórico para esta temporada y el Borussia Dortmund sueña con dar la gran sorpresa y ganar su segunda Copa de Europa.

7. ¿Un clásico español en la final? Real Madrid y Barcelona pelearán por conseguir este año lo nunca visto: una final entre los que probablemente son los dos equipos más populares del momento. Si eso sucede, se produciría un boom mediático jamás visto hasta ahora, con el gigantesco duelo Cristiano-Messi a la cabeza. En manos alemanas está evitarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios