Liga europa· minuto cero

Una sonrisa andante

  • Konoplyanka, protagonista y en su salsa en las vísperas de un duelo especial para él al disputarse en su país. "Estoy sorprendido por el recibimiento", dice.

 Si es verdad que el rostro es el mejor reflejo del alma, Yevhen Konoplyanka es la alegría del Sevilla en  Lviv. Su presencia en la rueda de prensa junto a Unai Emery era el fiel reflejo del ánimo del extremo ucraniano en su regreso a su país natal. Y tiene razones para ello después del recibimiento que tuvo en el aeropuerto de la ciudad, donde unos 100 seguidores lo esperaban como si fuera la versión nacional de Leo Messi o Cristiano Ronaldo, más o menos. Lógicamente, el futbolista, tantas veces apagado en el resto de los desplazamientos sevillistas y solitario, era otro en semejantes circunstancias, con gente gritando constantemente "¡Ko-no-plyan-ka!".

Eso sí, la rueda de prensa fue un poco surrealista para los enviados especiales españoles, pues las traducciones eran demasiado cortas para la longitud de las palabras del ucraniano y casi todo giró en torno a su presencia en Lviv como un verdadero héroe a pesar de no haber sido aún titular indiscutible durante su estancia en el Sevilla.

Pero a Konoplyanka, que lleva tres partidos consecutivos como titular en el Sevilla al haber jugado contra Deportivo, Sporting y Betis, no se le despega la sonrisa en ningún momento. "Estoy bastante sorprendido por la cordial recepción en Lviv y entiendo que mañana que será un partido muy complicado, distinto, pero será muy interesante y todos nuestros seguidores van a sentir mucho placer por el juego que desarrollemos", comentaba el extremo en la primera interpelación de los medios de comunicación autóctonos.

Llega una pregunta sobre los consejos que le puede dar al cuerpo técnico del Sevilla sobre el juego del Shakhtar y ahí sale a relucir la ironía del futbolista para que los numerosos periodistas suelten una carcajada común. "Yo no gané la Liga Europa dos veces, por lo tanto ellos saben mucho más del Shakhtar que yo".

Más cuestiones relacionadas con este retorno a las raíces de Konoplyanka, quien no deja la perenne sonrisa en su rostro. Ahora lo inquieren sobre su labor de anfitrión al resto de la plantilla en el desplazamiento a Lviv. "Me da mucho placer poder pasear por la ciudad, pero yo sólo he venido para jugar y ganar el partido. Muchos compañeros todavía no conocen Lviv, pero espero mostrarle muchos sitios aquí para que vean que Ucrania es un país muy bonito". ¿Pero qué le han dicho los futbolistas de su equipo sobre Lviv? "Mejor que se quede entre nosotros cómo han reaccionado. Tenemos muy buena comida en Ucrania, eso es lo que me han dicho".

Konoplyanka no tuvo problemas para posar con la V de la victoria a la llegada del Sevilla a Ucrania, algo que llama la atención de la prensa local por su confianza en el triunfo. Al futbolista no le importan los comentarios al respecto. "He leído bastante sobre ese tema y es tan fácil como que nos va a servir para ganar el partido de mañana porque es muy importante la sicología de la victoria. Ésa es la razón para la foto con la V antes de viajar", comenta el jugador para justificar la imagen.

Llega el momento de hablar sobre el partido en sí y no sobre las circunstancias que lo rodean. Ahí aparece el Konoplyanka más ambicioso cuando le cuestionan sobre la calidad de los dos equipos. "Yo creo que el Shakhtar merece estar en las semifinales, es muy fuerte, muy técnico, mañana, sin duda, se enfrentarán los dos equipos más fuertes de esta Liga Europa. Mejor nos hubiéramos enfrentado en la final", concluye la estrella del fútbol ucraniano.

Pero justo ahí surge la pregunta más dolorosa para Konoplyanka, a quien le recuerdan que ha disputado 13 partidos contra el Shakhtar durante su largo periplo como futbolista del Dnipro y que no ha sido capaz de marcarle ni un solo gol al cuadro de Donetsk durante todo ese tiempo. "Lo sé, respondí varias veces a esta pregunta, pero lo más importante es jugar como equipo. No marqué goles, es cierto, pero sí vencimos muchas veces cuando nos entrenaba Juande Ramos. Lo más importante es el éxito del equipo. Si mañana vencemos y no marco ningún gol estoy de acuerdo y, además, muy contento". Es la conclusión de un Konoplyanka convencido de que la clave del éxito no es el individuo sino el grupo.

El central Ratkisky fue el elegido por el Shakhtar para la rueda de prensa oficial de su club y dio la opinión sobre Konoplyanka apuntando que era el jugador más temido del Sevilla. Nueva sonrisa, otra más, para explicar que es normal la respuesta de su compañero de selección. "Sí, porque es mi amigo; si me preguntaran lo mismo, no hace falta responder, Ratkisky es el mejor", concluye Konoplyanka antes de dirigirse al vestuario del Lviv Arena para unirse al resto de los futbolistas del Sevilla.

Unai Emery asistía con cara de interés al fenómeno despertado por Konoplyanka en su país y, lógicamente, tenía que responder a una pregunta sobre su futbolista, algo que el entrenador solventó con habilidad apelando a su calidad como persona. "A Konoplyanka lo conocéis a nivel futbolístico, es importante a nivel mundial y aquí lo queréis tanto como nosotros. Pero hay un valor humano, una gran persona y de gran humildad. Le queda demostrar todo su fútbol y esperemos que lo haga en el Sevilla. El recibimiento es acorde a su persona y en el vestuario todos lo respetan desde esa humildad". ¿Consejos de Konoplyanka sobre el Shakhtar? "La participación es mayor cuando hablamos del Shakhtar porque los conoce bien de su selección y nos va informando al entrenador y a sus compañeros en las charlas que vamos teniendo de situaciones que nos vienen bien", responde Emery con sinceridad sobre el rol del futbolista en este Sevilla. Y Konoplyanka salía entrenar... Con una sonrisa en su rostro, faltaría más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios