El sueño será centenario

  • Pepe Mel continúa haciendo historia en el banquillo del Betis, en el que se hará centenario el jueves ante el Valladolid.

En su tercera temporada al frente del Betis, Pepe Mel sigue aumentando unos registros que lo incluyen de lleno en la historia del club de las trece barras. El próximo jueves, cuando se siente en el banquillo del José Zorrilla para disputar la eliminatoria de Copa del Rey, el preparador madrileño se hará centenario en el Betis, un guarismo sólo al alcance de unos pocos elegidos. Con 47 encuentros dirigidos en Primera, 42 en Segunda y diez en la competición copera, el número 100 le llega tras la convincente victoria ante el Valencia del pasado sábado.

Mucho ha llovido desde el 12 de julio de 2010, cuando el técnico acudió a su presentación como entrenador del Betis, asumiendo la tarea del ascenso en un club en medio de la convulsión que significó el adiós de Manuel Ruiz de Lopera. "Que los aficionados piensen que en el club hay un bético que se va a dejar la piel para llevar al Betis a Primera", señaló Mel en su presentación. Diez meses después, y tras superar una racha de cinco encuentros sin ganar, un cambio en la presidencia o la entrada en el concurso de acreedores, el técnico cumplió su promesa y llevó al Betis de vuelta a la máxima categoría. Para el recuerdo, además, su eliminatoria de Copa -ya apeó con brillantez a Zaragoza y Getafe- ante el Barcelona, donde el fútbol vistoso desplegado por el cuadro verdiblanco lo puso en el escaparate.

La transición hacia Primera no fue sencilla. El obstáculo de un club sin medios económicos lo colocó en el punto de mira de los administradores concursales y de los propios dirigentes. Finalmente, y tras renuncias de ambas partes, Mel empezó a cumplir otro de sus sueños, dirigir al Betis en Primera. Se estrenó precisamente ante el Granada, el mismo equipo con el que debutó en Segunda.

El inicio de campeonato, con cuatro victorias consecutivas, colocó de nuevo al Betis en el foco de atención. Líder y con un fútbol vistoso, nada hacía presagiar la posterior caída, que casi llevó a poner fin a la etapa de Mel en el club verdiblanco. Con un punto en diez jornadas, el Betis pasó de la cima a la sima, aunque el respaldo de la grada y del vestuario permitieron superar una situación que amenazó con llevarse a Mel, y también al consejo, por delante. La casi milagrosa victoria ante el Valencia, con dos goles en el descuento que remontaron el partido, le dieron vida al Betis y a su técnico, que continuaron su idilio hasta cumplir con el objetivo de la permanencia.

Con la decepción esta vez en la Copa del Rey, en la que cayó ante el Córdoba, Mel también superó situaciones adversas durante la segunda vuelta del campeonato, aunque todo quedó en un segundo plano tras el brillante triunfo en el derbi, con un 1-2 en el Sánchez-Pizjuán que significó la permanencia virtual en Primera.

Las nueve primeras jornadas de este campeonato han devuelto la ilusión al beticismo, ante la creencia de que este equipo de Mel sí presenta unas credenciales más solventes que el del pasado. Superado el traspié ante el Rayo Vallecano en la segunda jornada y las dos derrotas seguidas ante Atlético y Málaga, el cuadro verdiblanco se ha repuesto en la tabla con siete de los últimos nueve puntos en litigio. Y es que la versión 3.0 del Betis de Mel ha empezado a destacar por su versatilidad, con una adaptación de su estilo a las circunstancias que demanda cada encuentro. Como botón de muestra, 25 de los 26 jugadores que forman la plantilla verdiblanca han aparecido como titulares en algún momento de estos nueve partidos, donde tampoco se ha repetido una alineación.

Y es que Mel se ha ganado por méritos propios entrar de lleno en la historia de los entrenadores del Betis. Si todo marcha con normalidad, el preparador verdiblanco acabará la temporada como el tercero con más partidos oficiales, sólo superado por dos mitos como Lorenzo Serra Ferrer, brillante en sus dos etapas, o Ferenc Szusza, a quien Mel incluso podría adelantar si continúa en la aventura copera. Por detrás, Iriondo, Víctor Fernández, Carriega, Del Sol... Casi nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios