Javier Cano. candidato de ciudadanos al congreso

"Ciudadanos está en el centro y de ahí no nos mueve nadie"

  • "Cualquier acuerdo de gobierno debe venir de la mano de los tres partidos que no queremos romper España"

Comentarios 2

A sus 52 años, el isleño Javier Cano, letrado de la Diputación de Cádiz y concejal en San Fernando, encara su segunda campaña electoral como cabeza de lista de Ciudadanos por Cádiz. En las preguntas que le plantean sus adversarios políticos defiende el papel de su partido como garante del centro y de la unidad de España.

SALVADOR DE LA ENCINA: Siendo como es trabajador de la Diputación Provincial, ¿está de acuerdo con su partido en que hay que suprimir las diputaciones y unificar municipios? ¿No cree que hay instituciones como el CGPJ o el Senado que, en lugar de suprimirlos, lo que necesitan es una ITV sobre su calidad democrática y un cambio para mejorarlos y hacerlos, junto a las demás instituciones, más confiables?

-Nosotros defendemos que hay que hacer reformas estructurales para evitar subirle los impuestos a los ciudadanos. Y esas reformas hay que hacerlas en lo que sobra, en lo que está duplicado o en lo que es un chiringuito político. Y en esto último es en lo que se han convertido hoy las diputaciones, donde hay muchos casos de corrupción porque son las administraciones menos transparentes. Además, estamos convencidos de que esa prestación de servicios la cubriría perfectamente el consejo de alcaldes que proponemos. Es decir, que queremos aliviar la carga fiscal que hay sobre los ciudadanos apretando el cinturón de las administraciones. Yo creo que en este tema, como en otros muchos, Ciudadanos dice lo que piensa mucha gente pero nadie se atreve a decir porque es impopular. Porque PSOE y PP defienden las diputaciones dependiendo de si gobiernan o si están en la oposición, y otros partidos como IU o el PA también han defendido su fin. Además, creo que es importante recordar que en muchas comunidades autónomas donde no existen las diputaciones, los servicios locales se prestan perfectamente.

Con respecto al CGPJ, nosotros queremos evitar a toda costa la politización de la Justicia. Y hoy en el Supremo, donde se juzga a los aforados, pesa mucho la decisión política, a diferencia de lo que sucede en los juzgados de instrucción. Y con el Senado, igual. Entendemos que es un órgano perfectamente prescindible, porque no tiene mayor función que participar en un segundo plano en el proceso de elaboración de las normas legislativas.    

S.E.: ¿Cómo va a bajar los impuestos Ciudadanos sin tocar el estado del bienestar cuando Bruselas está planteando un nuevo recorte de 8.000 millones de euros?

-Lo primero que habría que decirle a De la Encina es que se actualice, porque esa era nuestra propuesta para el 20-D. Pero ahora, después del pufo de entre 8.000 y 10.000 millones de euros que nos ha dejado Rajoy, hemos tenido que replantear nuestras propuestas. Y es que nuestras propuestas sí son reales, hechas por economistas de primer orden, y no son las propuestas de otros, que vienen en un catálogo de Ikea porque han sido elaboradas por publicistas. Por eso, aunque nuestra propuesta inicial era bajar los impuestos, ahora somos realistas y decimos que, al menos en el inicio de la legislatura, sólo podremos bajar el IVA cultural, que se quedará en el 10%. El resto de los impuestos se quedarán de momento tal cual aunque, si somos capaces de hacer ese engranaje de reformas estructurales, creemos posible  que los impuestos pudieran empezar a bajar a partir de 2018. Nosotros somos un partido responsable y no prometemos cosas que no podamos cumplir. No hacemos como Rajoy, que en 2011 prometió una bajada de impuestos y después los subió, ni como Podemos, que crea frustración con sus promesas incumplidas.     

S.E.: ¿Volvería usted a votar un acuerdo con el PSOE en caso de que se diera un arco parlamentario bajo las mismas condiciones? ¿Y admitiría a Podemos en un Gobierno del cambio?

-En esta última legislatura el Congreso estaba dividido en dos bloques: el constitucionalista, con los partidos que no quieren romper España y en el que estaban PP, PSOE, Ciudadanos y alguna otra excepción como UPN, y el bloque separatista, con las Mareas, Compromís, Bildu, Esquerra, PNV y todos ellos con el apoyo de Podemos. Por eso pienso que cualquier acuerdo debe venir de la mano del bloque constitucionalista, y que la probabilidad de pacto más claro es entre los tres partidos que no queremos romper España. Con Podemos no se puede llegar a acuerdos porque ese partido está a favor de romper con Europa, de hacer expropiaciones a mansalva, de subir los impuestos a todo el mundo, de romper España y de privar de libertad a los ciudadanos, porque Podemos ya votó en el Congreso en contra de una propuesta de Ciudadanos de respetar la libertad de los presos políticos de Venezuela. Yo exigiría a Podemos un cambio rocambolesco y que se desdijera de sus planteamientos, cosa que tampoco sería desdeñable porque ese partido ya ha cambiado tres veces de discurso desde las elecciones europeas de 2014. 

Con respecto al PSOE, yo no veo motivos para no repetir el pacto con ellos, porque Ciudadanos consiguió gracias a ese acuerdo que el PSOE centrara su discurso político. Nos preocupa que el PSOE tenga un discurso alterado. Ese partido tiene que buscar su identidad, porque ahora mismo la tiene perdida, ya que dice una cosa aquí y lo contrario en otro sitio. Y eso explica que el PSOE esté perdiendo tantos apoyos. Si el PSOE se cuadra, no sería descartable un acuerdo entre dos o tres partidos. Lo que se trata es de formar Gobierno porque no se puede seguir hipotecando el futuro de los españoles.    

TEÓFILA MARTÍNEZ: ¿Qué pasará con los más de 1.000 trabajadores directos que tiene la Diputación de Cádiz puesto que ustedes apuestan por la eliminación de las diputaciones?

-Vuelvo a decir que nosotros lo que no queremos es mantener las diputaciones como chiringuitos políticos, y de eso Teófila Martínez y el PP saben muchísimo porque en la legislatura pasada Loaiza colocó a varios compañeros de partido que se quedaron sin cargo público. Y si el resto de ciudadanos se va al paro cuando pierde su empleo, ¿por qué a los políticos hay que buscarles un enchufe en una administración? La propuesta de Ciudadanos no es acabar con el empleo público sino con los enchufes, que es muy diferente. Y el PP está en contra de eso porque no quiere que los políticos se amarren el cinturón, sólo los ciudadanos. 

T.M.: Ciudadanos ha anunciado que no llevará al 26-J sus 'propuestas económicas estrella'. ¿Está sufriendo Ciudadanos el mismo efecto que Podemos, es decir, que promete cosas que luego no podrá cumplir?

-En absoluto. Hemos tenido que hacer un ajuste en las cuentas precisamente por el error o la osadía de Rajoy de dejarnos un pufo de 8.000 o 10.000 millones de euros por incumplimientos del déficit. Y con eso Rajoy está comprometiendo seriamente el estado del bienestar de los españoles. Nosotros no prometemos que vayamos a bajar los impuestos, porque eso ahora mismo es del todo imposible. Pero somos el único partido que se presenta a estas elecciones que se compromete a mantener el estado del bienestar sin necesidad de tener que aumentar los impuestos.

T.M.: Desde su fundación Ciudadanos se ha autodefinido como un partido de centro-izquierda, constitucionalista, progresista, liberal o socialdemócrata, según la época o la conveniencia. ¿Qué le toca ser el 26-J?

-Seguiremos siendo lo que somos desde el principio: un partido de centro, liberal y que está incluido entre los partidos liberales de Europa. Los cambios son en otros partidos. Y el más llamativo es el de Podemos, que lo mismo es socialdemócrata, o viene de comunista, o que pasa al otro extremo. Ciudadanos está siempre en el centro y de ahí no nos mueve nadie. Y somos un partido constitucional, europeo, centrado, liberal y que garantiza la unidad de España. Y punto. Precisamente la gran defensa de la unidad de España en Cataluña la ha hecho Ciudadanos en detrimento de lo que tenían que haber hecho antes, y no lo hicieron, ni el PP, ni el PSOE.

NOELIA VERA: Una media de 70 asesinatos de mujeres cada año a manos de sus maridos. ¿Por qué su partido intenta minimizar este drama?

-En absoluto. Sucede todo lo contrario, que nosotros queremos elevar la violencia de género a la categoría de pacto de Estado. Y queremos establecer muchas más medidas porque es necesario contemplar y regular no sólo la violencia de género, sino cualquier tipo de violencia. Hay muchísimas cosas que hay que corregir, como por ejemplo que haya mujeres que retiran su denuncia después de presentarla. Eso debería hacer saltar la alarma en todas las instituciones. Y debe haber los resortes suficientes en la administración para que esas mujeres tengan cuatro ojos velando por su integridad. También llevamos un incremento del 10% en gasto de administración de Justicia que es necesario para minimizar los procedimientos en casos de violencia de género. La diferencia entre nosotros y Podemos es que a nosotros nos preocupa cualquier tipo de violencia, pero a ellos no. Porque a Podemos no le importa la violencia que hay en Venezuela. Ellos no condenan la violencia contra los que piden comida porque tienen hambre, ni la violencia contra los que tienen ideas políticas diferentes a las de quien gobierna.    


N.V.: ¿Por qué han invitado a su partido al Club Bilderberg?

-Es que eso no es un demérito. Al fin y al cabo ese club ha invitado a muchísima gente. Y me imagino que lo habrá hecho porque ve en Albert Rivera tintes de próximo presidente del Gobierno. A mí lo que me preocuparía es que nos hubiera llamado Maduro para hacernos una consulta o para pedirnos información, como hizo con Monedero y Pablo Iglesias. Y también me preocuparía que mi partido invitara al Parlamento catalán a una persona como Otegi que está muy vinculado a una organización criminal. Pero que me llame un club que tiene detrás muchos resortes económicos... ¡es que el mundo se mueve con la economía! Y en economía nosotros tenemos claro que la clave está en salvar a la clase media. Y Podemos, por el contrario, quiere machacarla. Porque eso de que van a subirle los impuestos exclusivamente a las rentas más altas es una falacia, porque después en sus reformas llevan un montón de desgravaciones y exenciones que van a afectar a las clases medias y también a los más desfavorecidos. 

N.V.: ¿Qué valoración hace de que gente de su partido aparezca en los papeles de Panamá?

-Lo primero que quiero decir es que fue el PSOE quien sacó a Panamá de los paraísos fiscales. Y lo segundo es que nosotros somos infatigables con la corrupción. Yo no sé ahora mismo quién de Ciudadanos ha salido en los papeles de Panamá, pero si ha salido alguien le garantizo que tiene los días contados en este partido. Cualquier atisbo de corrupción es segado en Ciudadanos de manera automática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios