"Preservamos el estado del bienestar en años muy difíciles"

  • El ministro Alonso arremete contra los "patriotas de la autodeterminación" por "quebrar la solidaridad entre los españoles" "En vez de un 'sorpasso' podría haber una sorpresa", señala

Comentarios 1

Vaya por delante que lo del ministro Alfonso Alonso ayer en la terraza del Parador de Cádiz, para el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, no fue "un mitin, que no está la cosa para mítines". Después de prometer la creación de 100.000 puestos de trabajo en la provincia -ya lo hizo Teófila Martínez en su última aparición- Sanz dio paso a la cabeza de lista al Congreso por Cádiz. Tras aventurar de que el 26-J "en vez de un sorpasso, podría haber una sorpresa" y de advertir de los peligros que representaría para España "un gobierno de extrema izquierda", Teófila cedió el testigo a su compañero, el titular en funciones de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Ante un reducido grupo de mujeres -y menos hombres-y en un tono más cercano al de un monologuista que al de un ministro, Alfonso Alonso atribuyó al Gobierno de Rajoy haber "preservado el estado del bienestar en años muy difíciles" y tener como "prioridad mejorar las condiciones de vida de las personas, mientras en otros partidos sólo piensan en sí mismos". Además, arremetió contra los "patriotas de la autodeterminación" porque "quieren quebrar nuestro espíritu de unidad y la solidaridad entre los españoles", en referencia al recurso de la Generalitat contra el 0,7% del IRPF.

A renglón seguido 'vendió' Alonso para la próxima legislatura una nueva ley de servicios sociales, la renovación del pacto por la Dependencia y un acuerdo para la evolución y el cambio del sistema sanitario consensuado con todos los partidos políticos. Luego, en Algeciras, volvería a pronunciar la cifra mágica de la campaña de los populares en la provincia: la creación de 100.000 empleos.

Con todo, el ministro aseguró no creer en "la magia de quienes prometen trabajo y vivienda para todos, porque eso sólo lleva a la decepción y al cabreo, como bien sabéis aquí". Por eso se manifestó a favor del "trabajo duro" y de un sistema social en el que se amplíe la base de cotizantes, "en el que sean más los que paguen menos impuestos, de manera que aumente la recaudación, en vez de que sean menos los que paguen más, mientras otros sobreviven gracias a las ayudas, porque no sería sensato".

Alonso se refirió a España como un país "con un modelo productivo que compite, que es el segundo mayor exportador de Europa después de Alemania, que tiene fuerza y que está creando empleo, que es la garantía de que se pueda mantener el sistema social, de que se puedan pagar las pensiones". El ministro recordó que el horizonte de estabilidad de las pensiones que se plantea el PP requiere de 20 millones de empleos "Esto es de sentido común, pero el único que lo defiende es el PP, porque los demás han dicho que quieren poner nuevos impuestos para una cosa o para la otra", dijo Alonso. El ministro calificó de "reto"el sostenimiento del sistema social en un país cada vez más envejecido, con una menor tasa de natalidad y donde ha aumentado la esperanza de vida. Alonso abogó por impulsar "políticas de familia" y apoyar a los jóvenes para que construyan su proyecto de vida, para que se decidan a tener hijos y para que su vida familiar sea compatible con su vida laboral. También defendió la incorporación del "talento de las mujeres" en los puestos de dirección de las empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios