Puerto Real se confirma como el principal feudo de Podemos

  • Es la única ciudad andaluza de más de 40.000 habitantes donde gana PSOE y PP suman cada uno 450 electores más

Comentarios 3

Otra jornada electoral, Puerto Real vuelve a ser la excepción y los resultados rompen la tendencia de la provincia. La Villa se convierte en la única localidad de la provincia gobernada por Podemos donde la candidatura de Unidos Podemos (UP) es la lista más votada. Sólo Puerto Real y Trebujena han elegido como primera opción a una formación distinta a PP y PSOE. Además, ha sido Puerto Real la única ciudad de más de 40.000 habitantes donde ganó Unidos Podemos en Andalucía.

Estos datos no se le han escapado al alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, que gobierna la ciudad en coalición con Equo, también dentro de UP. Romero ha valorado los 7.708 votos que su formación recibió el domingo de forma muy positiva porque "hemos conseguido que en Puerto Real se frene la dinámica general y eso nos anima a seguir avanzando".

Pero, pese al buen resultado que le ha permitido mantenerse como primera fuerza política en las generales, lo cierto es que la coalición con Izquierda Unida no ha conseguido arrastrar a los mismos electores que en diciembre cuando acudieron por separado. Entonces, Podemos obtuvo 8.238 votos e IU, 1.863. La coalición ha perdido casi 2.400 apoyos.

Este descenso, "nada tiene que ver con la gestión local", asegura Romero. Cree que la confluencia electoral no se ha trabajado desde abajo. En el caso de Puerto Real "ha sido una unión de siglas y no de proyecto en común. Apenas nos hemos visto para hacer una campaña publicitaria y pegar carteles pero no para trabajar en líneas de futuro". Aún así, cree que "la confluencia es el camino correcto y el cambio llegará más pronto que tarde".

Por su parte, para el portavoz de IU en Puerto Real, José Alfaro, los resultados de las generales han supuesto "un jarro de agua fría en las aspiraciones de IU de iniciar un verdadero proceso de transformación social a través de las instituciones". Sobre la coalición de Unidos Podemos dice que en Puerto Real "se han tenido que asumir contradicciones por el bien común y hacer una campaña de respeto mutuo, en el que ambos grupos han dejado a un lado la gestión municipal".

La del domingo fue otra noche electoral en la que "todos ganaron". Satisfacción en el PSOE de Puerto Real que, mientras veía cómo perdían fuelle en casi toda la provincia, en la Villa aumentaban el número de votantes pese a la alta abstención (un 32,37 %, frente al 28,68% de diciembre). Los socialistas se mantienen como segunda fuerza más votada con 6.708 votos, 450 más que hace seis meses. La campaña del PSOE en Puerto Real se trabajó a conciencia para "recortar la distancia con Podemos", según Elena Amaya, portavoz del PSOE local. "Está claro que la decepción de la ciudadanía con el gobierno de Podemos en Puerto Real se ha visto en las urnas y el PSOE comienza a recuperar electorado", dice Amaya.

También hay satisfacción en las filas del PP de Puerto Real que se enfrentaba a las elecciones sabiendo que los populares han perdido tirón en un municipio en el que ni tan siquiera tienen representación municipal. "Los vecinos de la Villa han visto necesario un Gobierno fuerte y hemos aumentado los votantes en 460, colocándonos como la tercera fuerza política", analizó ayer el presidente local del PP, Ildefonso Velázquez.

Ciudadanos, que apenas pierde una veintena de sufragios, se coloca como cuarta fuerza política en la Villa, con 2.456 votos conseguidos el domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios