Pedro Sánchez. Candidato del PSOE

"Habrá un acuerdo con las fuerzas del cambio, pero será liderado por el PSOE"

  • El candidato socialista augura que el 'sorpasso' no se producirá al final, porque "ya se sabe quién es Iglesias" Su idea de Gobierno pasa por volver a intentar un acuerdo al mismo tiempo con Ciudadanos y Podemos

Comentarios 15

PEDRO Sánchez llega al final de la campaña con un aire de remontada con el que pretende impedir el adelantamiento de Podemos, al menos en número de escaños. Espera una sorpresa. Ayer estuvo en Alicante y hoy cierra campaña en Sevilla con la presidenta Susana Díaz, volcada en una de las carreras electorales más esforzadas que se recuerda. Sánchez sigue sin responder con detalle qué haría si la única opción de un Gobierno de izquierdas pasase por votar a Pablo Iglesias como presidente, pero por sus calificativos lo deja claro. "De Cañamero y de Iglesias sólo hay rencor hacia el PSOE", sostiene. Y es que, en efecto, tal como sostiene, quizás no se dé la opción de que él tenga que decidir si se apoya o no a Iglesias.

-En esta campaña hemos aprendido un poco de la rica miscelánea de la izquierda: socialdemocracia, peronismo, comunismo, socialismo de Salvador Allende... ¿Dónde coloca ideológicamente a Podemos?

-Pues ése es el problema. Yo he oído a Pablo Iglesias decir que es comunista, que no tiene ideología, que ahora es la socialdemocracia, que le debe mucho al peronismo… ¡Y en un tiempo récord! Si sigue con ésta progresión, acabará en el centroderecha, quizás reformista. Y el problema no es su ideología, sino su transformismo por un simple interés electoral. Esto no es nada serio. Pero es la indefinición que le permite, y nadie se lo afea, decir en dos medios de comunicación distintos, uno nacional y otro catalán, una cosa y la contraria sobre el referéndum de autodeterminación de Cataluña.

-A tres días de las elecciones, parece que hay un cuerpo a cuerpo entre el PSOE y Podemos por detener el sorpasso que indicaban las encuestas. ¿Cuál es su previsión? ¿Les va a faltar algo de tiempo?

-Este término del sorpasso se acuñó en relación con las elecciones generales italianas de 1976 en las que el Partido Comunista parecía tener opciones de convertirse en la primera fuerza política y adelantar a la Democracia Cristiana, un partido de derechas no uno socialdemócrata. En todo caso, el próximo domingo, aquellos que vean algún sorpasso lo que van a encontrar es una gran sorpresa. Eso es lo que creo que va a pasar, sinceramente.

-Se lo han preguntado bastantes veces a lo largo de esta campaña, pero vamos a insistir. En caso de que Podemos obtuviese más escaños que el PSOE, ¿los socialistas votarían a favor de Pablo Iglesias u otro presidente de ese partido?

-Esa hipótesis no se va a producir. Creo que, y esta es la ventaja frente a los comicios del 20-D, los ciudadanos se están dando cuenta de quién es quién en esta campaña electoral.

-¿Pero y si ocurre? Se trata de una hipótesis importante.

-A mí me gustaría que pudiéramos ponernos de acuerdo todas las fuerzas políticas comprometidas con el cambio. Creo que es lo mejor para este país. Pero yo no voy a ser presidente a cualquier precio. No voy a ser presidente para convocar un referéndum de autodeterminación, para acabar con el principio de independencia de jueces o fiscales o para enfrentarme a Bruselas de una forma poco razonable. También le digo que en la situación actual, después de una campaña en la que los dirigentes de Podemos han cambiado varias veces de posición y han dejado sus compromisos ideológicos en el aire, no sé qué postura van a mantener después de las elecciones. Ellos ya han demostrado que son capaces de alcanzar un compromiso y romperlo sin mayor rubor ni coste alguno. Yo hago lo que digo, así ha sido en estos meses.

-No sé si usted habrá comprendido la posición de Podemos sobre el referéndum de Cataluña, en el sentido de si para ellos es irrenunciable o no lo es, pero la última propuesta es que se negocie en una mesa paralela para no obstruir la negociación de la formación del Gobierno. ¿Esto no es esconder el referéndum?

-Pues no sé a qué posición se refiere, si a la que expresó Pablo Iglesias en La Vanguardia, donde dijo que era irrenunciable, o en la Cadena Ser el mismo día, donde negó que fuera una línea roja, extremos totalmente incompatibles entre sí. La solución no es un referéndum que no cabe en nuestra Constitución y cuyos resultados, hoy por hoy, no se puede aventurar. Eso de yo quiero un referéndum pero para que se queden no es una posición sostenible porque, en definitiva, se quiere hurtar a una parte de la ciudadanía la decisión que nos corresponde a todos los españoles.

-¿Y cuál es su posición sobre Cataluña?

-Nuestra posición sobre Cataluña no es nueva y es conocida. Apostamos, desde la declaración de Granada, por dar una solución política a un conflicto que se ha visto alimentado por posiciones extremas, independentistas e inmovilistas, durante los últimos años. Una solución política que pasa por una reforma constitucional en sentido federal que permite un mejor encaje de Cataluña en España.

-Usted sigue proponiendo un Gobierno que cuente con los apoyos parlamentarios de Ciudadanos, Podemos y PSOE, pero estos dos partidos se declaran incompatibles y esta fórmula fracasó antes. ¿Podría haber un Gobierno de coalición entre socialistas y podemitas si su partido sacase más escaños que Podemos?

-Los acuerdos para el cambio se han de sustentar en políticas y no en personas. En para qué y no con quién. Yo apuesto por un Gobierno de cambio progresista. Los demás se retratan con cada bloqueo. Para conseguir ese cambio del que hablo es importante que el 26-J se vote a las fuerzas del diálogo y no a los extremos. Ese es el voto útil el próximo domingo.

-En algún programa ha comentado que no le daría las llaves de su casa a Pablo Iglesias. ¿Y la de la Vicepresidencia o las de La Moncloa?

-Lo que quería decir es que, hoy por hoy, es difícil confiar en Pablo Iglesias por sus cambios constantes de discurso, de posición política. Mi previsión es que habrá acuerdo y que el Partido Socialista lo va a liderar. Lo que le digo a los ciudadanos es, cuanto más fuerte sea el Partido Socialista, menos posibilidades hay de un nuevo bloqueo.

-Diego Cañamero ha llegado a decir que el PSOE pega tiros para matar gente.

-De Iglesias y Cañamero sólo ha rencor hacia el PSOE. Espero que Iglesias le exija su dimisión como cabeza de lista por estas declaraciones inadmisibles e indignas.

-La campaña en Andalucía ha tenido mucho más brío que la del 20 de diciembre. ¿Se ha volcado más Susana Díaz que la vez anterior?

-Yo he sentido en ambas campañas el aliento de todos los militantes y cargos de este partido.

-El PSOE andaluz desconfía de un Gobierno con Podemos, incluso presidido por usted. Son muchos dirigentes y simpatizantes. Incluso se lo han llegado a comentar a usted. ¿Qué les diría?

-La verdad es que Podemos no ha hecho mucho para que los socialistas, andaluces o extremeños, cargos o militantes de base, confíen en ellos, la verdad. Yo he demostrado que cumplo mi palabra y que no voy a ser presidente a cualquier precio. En eso pueden confiar.

-En Andalucía hay varios ayuntamientos socialistas sostenidos por marcas blancas de Podemos y un alcalde de este partido, el de Cádiz, apoyado por el PSOE. ¿Cree que a los socialistas le sale rentable un apoyo son políticas a cambio y con un desgaste tremendo?

-Yo lo que digo es que en mayo del año pasado nosotros pactamos por el cambio en muchas ciudades y regiones de España que esas alianzas están funcionando razonablemente bien y que la garantía de su estabilidad y buen gobierno está, precisamente, en el Partido Socialista. Nosotros tendimos la mano sin pedir nada a cambio para que ese cambio se produjera. Podemos no ha hecho lo mismo a nivel nacional. Nosotros no pensamos estas alianzas en términos electorales, sino en términos del interés general de los ciudadanos.

-El próximo Gobierno debe comenzar a planificar el Presupuesto de 2017 en pocos meses, y también debe acordar con Bruselas un ajuste de 8.000 millones de euros. ¿Habrá Gobierno en julio o agosto?

-Lo habrá y estará presidido por un socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios