¿Y ahora qué? Los pasos a seguir tras el 26J

  • El 19 de julio se constituye el parlamento. En el mejor de los casos, habría gobierno a primeros de agosto.

Las elecciones generales de este domingo en  España fueron consecuencia de la incapacidad de los partidos para  llegar a un acuerdo de Gobierno tras las de diciembre. Después del  veredicto de las urnas, comienzan de nuevo las negociaciones entre  ellos. Estos son los próximos pasos en la búsqueda de Ejecutivo:  

 El 19 de julio se constituye el nuevo Parlamento español. Es a  partir de entonces cuando el rey Felipe VI puede abrir la ronda de  contactos con los partidos que prevé la Constitución, en orden de  menor a mayor.  

 Se espera que esas reuniones comiencen inmediatamente, para no  perder tiempo de cara a que el monarca proponga a un candidato a la  investidura como jefe del Ejecutivo. Sustituida la hegemonía  tradicional de dos grandes partidos por un sistema con cuatro  formaciones medianas, ser el líder del partido más votado no es ya lo  que garantiza la presidencia, sino la suma con otras fuerzas.  

 En el mejor de los casos, si las negociaciones entre los partidos  arrojaran rápidamente un candidato que recibiera el respaldo  necesario en el Congreso de los Diputados, habría nuevo Gobierno a  principios de agosto.   

 Tras las elecciones de diciembre hubo tres rondas de contactos. Al  acabar la primera, el rey no propuso a ningún candidato; después de  la segunda presentó al socialista Pedro Sánchez, al que vetaron luego  el Partido Popular (PP) y Podemos; tras la tecera convocó las  elecciones de hoy al confirmar la falta de aspirante con opciones.  

 Aunque la ronda de contactos de Felipe VI con los partidos no  puede arrancar hasta que se constituya el Parlamento, la previsión es  que los partidos comiencen a hablar ya entre ellos.  

 Prolongar el bloqueo político en el que está sumido el país, que  lleva seis meses sin Gobierno, es peligroso para la cuarta economía  de la Unión Europea (UE), sobre todo tras el golpe del "Brexit" y  teniendo en cuenta que aunque ya está fuera de la crisis, el  desempleo sigue por encima del 20 por ciento y la deuda es superior  al 100 por ciento de su PIB.  

 A finales de septiembre debe estar el proyecto de los Presupuestos  Generales del Estado para 2017, lo que significa que las cuentas  públicas deberían comenzar a elaborarse a finales de agosto. Si no  hay nuevo Gobierno que las elabore, se tendrán que prorrogar las que  el Ejecutivo de Rajoy realizó hace un año.  

 Hasta que el rey no proponga un candidato a la investidura como  jefe del Ejecutivo, no podrán comenzar a correr los tiempos que marca  la Constitución española.  

 Si el candidato propuesto por Felipe VI logra una mayoría absoluta  en primera votación o una mayoría simple 48 horas después, se forma  Gobierno.  

 Si fracasaran las dos votaciones, los partidos tienen dos meses  para negociar a contar desde la primera de ellas. Y si tras esos dos  meses no hay investido un jefe del Ejecutivo, el rey debe disolver el  Parlamento y convocar nuevos comicios, como Felipe VI tuvo que hacer  a comienzos de mayo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios