La batalla por la cercanía

  • Ciudadanos se pasea por el centro de Jerez con Juan Marín, su máximo dirigente en Andalucía El PSOE se reivindica como el "único partido" que está en la calle

Comentarios 1

Todo político al que se le pregunta señala que esta campaña electoral está siendo de 'baja intensidad' con escasos mítines y carteles pegados en cualquier pared -no en vano, hay espacios habilitados por el Ayuntamiento que, ni siquiera, están ocupados cuando se está a poco más de una semana para la llamada a las urnas-. En cambio, todos afirman que están en la calle, hablando de tú a tú con los ciudadanos, en el puerta a puerta. Todos, en definitiva, se consideran que están a la altura en esta batalla por la cercanía.

Siguiendo los cánones autoimpuestos en la presente campaña, los partidos cumplían ayer con esta rutina. Era mediodía y dos señoras hablaban en la puerta de la plaza de abastos al ver mucha aglomeración en torno a una carpa naranja que se había plantado en el Gallo Azul. "Habrá venido Albert Rivera", le decía una a otra. No era el candidato a la presidencia de la formación naranja pero sí su 'representante' en Andalucía, Juan Marín, que, como buen dirigente, cumplía con el paseíllo electoral por el centro de la ciudad durante unos minutos antes de mantener un encuentro en la Cámara de Comercio.

Antes de hacer el recorrido, Juan Marín marcaba las condiciones que deben cumplir las formaciones que quieran pactar con Ciudadanos. "Todo aquel que quiera formar gobierno con Ciudadanos tendrá que limpiar primero su casa", advertía. En este sentido, señalaba que ni PP ni PSOE están "legitimados" para pedir que la lista más votada sea la que gobierne, "porque después llega la hora de ponerlo en práctica y no lo hacen". Lo razonaba de la siguiente manera: "La lista más votada está legitimada para formar gobierno pero, si no lo consigue, en democracia es legítimo que dos formaciones se puedan poner de acuerdo, sea la segundo o la tercera, para echar andar un gobierno".

Acto seguido, auguraba buenos resultados para la formación naranja en los comicios del próximo día 26. "Las encuestas no están diciendo que estamos muy cera de obtener el segundo diputado por Cádiz", argumentaba Marín, una posibilidad que aludía a que se está valorando "la coherencia que estamos demostrando en todas las instituciones". Incluso, tenía tiempo para criticar a Podemos aludiendo a la situación del Ayuntamiento jerezano. "No puede ser que una ciudad con las posibilidades de Jerez tenga sus presupuestos secuestrados y en manos de una asamblea de 100 personas", decía. Por ello advirtió: "No podemos estar en manos de personas que se van al disparate y en busca de su sillón en lugar de buscar soluciones".

Mientras, el PSOE se esforzaba ayer en reivindicarse por una doble vía. Para empezar, y dentro de los repartos de propaganda que realiza sus dirigentes por distintos puntos de la ciudad, se presentaba como "el único partido que llama a tu puerta para explicar sus propuestas". Horas antes, la número dos en la lista al Congreso, Miriam Alconchel, presentaba la campaña que ha puesto en marcha su partido al cumplirse tres décadas de la creación del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Al respecto, Alconchel señalaba: "Es una seña de identidad de Andalucía y uno de los principales estandartes de una forma de entender la política y la gestión de lo público al servicio de la ciudadanía y de la igualdad de oportunidades".

Así, afirmaba que el SAS "fue impulsado por un gobierno socialista en la Junta y su funcionamiento ha sido objeto de constantes mejoras de forma que se ha consolidado en un sistema de referencia internacional que convierte en prioritarios al paciente y su familia". Por lo tanto, las comparativas con otros sistemas sanitarios autonómico era ineludibles haciendo referencia a Madrid donde aseguraba que el PP trató de "privatizar" la sanidad pública.

Mientras tanto, la comitiva jerezana del PP centraba buena parte de la jornada de ayer en acompañar al ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, en su visita a la provincia. Y Podemos, tras montar una mesa informativa en la calle Larga, marchaba por la tarde a Cádiz para asistir al mitin de Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, los líderes andaluces de la coalición Unidos Podemos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios