María Jesús Serrano. Candidata del PSOE al Congreso por Córdoba

"Los ciudadanos no se van a dejar engañar por cantos de sirena"

  • La candidata socialista, que obvia las encuestas y los barómetros, juega la baza de pertenecer al partido que venció en Córdoba en los pasados comicios.

Comentarios 1

-¿Ve capaz al PSOE de repetir el resultado del 20-D?

-Por supuesto, no me cabe la menor duda. El PSOE en Córdoba va a por la victoria electoral y de eso estamos plenamente convencidos. Ya nos depositaron la confianza los electores el 20 de diciembre y entendemos que esa confianza se la devolvimos con trabajo los diputados y los senadores. Hemos estado trabajando por cada una de las necesidades y de las demandas que tiene la provincia. Entiendo que tras este periodo, que no tenía que haber ocurrido, los ciudadanos de Córdoba volverán a confiar en nosotros.

-Sin embargo el avance de Unidos Podemos parece inevitable.

-Respetamos la pluralidad democrática y lo que los electores decidan. El 26 de junio sabremos lo que pasa; ahora mismo lo que hay es una borrachera de encuestas y por tanto vamos a esperar a lo que pase el domingo y una vez que se abran las urnas, veremos lo que dice el pueblo.

-Habla de esperar, pero las encuestas le relegan a un tercer puesto, ¿no habría que actuar antes?

-Nosotros hacemos una campaña de cercanía, en positivo, ilusionante. Otros se están dedicando a otro tipo de cuestiones y a vender la piel del oso antes de cazarlo. Vamos a ver qué pasa, ese es el verdadero valor de este partido. El PSOE tiene 137 años, es un partido que cuando se moviliza puede con todo porque tiene unas raíces muy fuertes. Nos jugamos mucho el 26 de junio, nos jugamos el presente y el futuro de este país. Y por tanto entiendo que los ciudadanos no se van a dejar engañar por cantos de sirena y además están hartos también de recortes y de las políticas de austeridad del PP. Eso se verá el domingo. En este tiempo se ha visto que la política ha fracasado, pero también que unos hemos tenido más responsabilidad que otros. Rajoy dijo pasopalabra y le dijo al jefe del Estado que no se presentaba y Podemos demostró su falta de responsabilidad con los que los habían votado. Demostraron que lo que querían no era trabajar por las personas, sino los sillones, el poder y el tacticismo electoral. Eso lo pagará Podemos en las urnas. Ahora vemos que no están en la técnica del 20 de diciembre, cuando no eran ni de izquierdas ni de derechas, eran transversales, IU era la casta, y ahora por un plato de lentejas se unen con ellos. No le interesan las personas.

-¿Cierra la puerta entonces a una coalición con Unidos Podemos?

-El PSOE sale a ganar las elecciones, no aventuremos ni seamos adivinos. Cuando llegue el 26 de junio el PSOE actuará con responsabilidad y con una cuestión: no defraudando a nuestros principios ni poniendo en cuestión la unidad de España.

-¿No era defraudar sus principios unirse con un partido alejado de las políticas socialistas como es Ciudadanos?

-Unirnos con Ciudadanos significaba un acuerdo del progreso y del cambio para cambiar con las políticas de austeridad del PP. Teníamos 200 medidas dirigidas a política social, a blindar los derechos sociales, a recuperar esos derechos perdidos, pero también muchas para una demanda ciudadana continua para la regeneración democrática y acabar con la corrupción. No era defraudar, era demostrar que éramos capaces de dialogar, de poner en marcha un gobierno del cambio y a esas 200 medidas se podían haber sumado las propuestas que hubiera querido Podemos pero ellos no querían un gobierno del cambio.

-Los resultados que obtuvieron en diciembre no fueron los mejores de su historia precisamente, ¿ha cambiado algo en seis meses?

-Las señas de identidad están claras. Nuestros principios son la socialdemocracia verdadera, no la que otros quieren representar ahora, el valor de la justicia social, igualdad, crear riqueza para repartirla y blindar las políticas sociales. Eso es el PSOE y por tanto nuestra prioridad tanto el 20 de diciembre como ahora son los ciudadanos y España y habrá que reflexionar cuando toque.

-¿Qué ha hecho el PSOE para tener esos resultados?

-Estamos en una situación donde la crisis económica y las políticas de austeridad del PP han llevado a muchas familias a pasarlo muy mal. Además, está la situación de jóvenes que están muy preparados y se tienen que marchar. Y ha llegado un partido político que se decía nuevo que durante un tiempo los ha encantado, como un encantador de serpiente, le ha vendido todo lo que querían oír.

-Sin embargo, ese encantador de serpientes les ayuda a gobernar en muchos territorios.

-Ellos son los que no han querido abstenerse o sentarse a negociar. Vemos al candidato de Unidos Podemos, ese que señaló Pablo Iglesias con el dedo, ese partido que iba a respetar siempre lo que dijeran las bases y los círculos y ya vemos como lo respetan. En diciembre nos impusieron la candidata de Sevilla y ahora uno de Jaén que en realidad lleva 40 años viviendo en Madrid de la política y del Partidos Comunista, esa es la nueva política. Quien tiene doble discurso son ellos.

-Los Presupuestos Generales siempre dejan a Córdoba en la cola, ¿qué va a hacer el PSOE para solucionar eso?

-Los representantes del PSOE por Córdoba han propuesto enmiendas a esos presupuestos pero con la mayoría absoluta del PP no nos han hecho ni caso. Hemos visto como el PP ha estado callado y sometido por los intereses partidarios sin defender los intereses de Córdoba. Necesitamos un plan especial de empleo, otro de reindustrialización, un reparto justo de la PAC, más infraestructuras como el desdoble de la N-432, la conversión en autovía de la A-81 o la recuperación de los fondos Miner para una comarca castigada como es el Guadiato.

-Le hemos escuchado y mucho hablar de Monereo, ¿qué opina del resto de sus contrincantes?

-Respeto a todos, como no puede ser de otra manera. Sobre Marcial Gómez reconozco que necesita más experiencia política para conocer lo que esta tierra necesita y la problemática que tiene. Y a Nieto lo veo un tanto perdido, creo que ese silencio por temor a que su partido lo castigue si le pide algo a Rajoy lo hace estar así. Además no sabemos muy bien si quiere estar en Córdoba, en Sevilla o si quiere estar en Madrid. Tiene que aclararse y saber dónde quiere ubicarse y trabajar.

-¿Algún mensaje para ese 30% de indecisos?

-Estamos convencidos de que muchos de esos indecisos el 26 de junio votarán pensando en Córdoba y en lo que se juega. Está claro que el domingo nos jugamos en qué España queremos vivir y hay dos opciones: partidos que nunca han hecho nada por Córdoba, políticas que no han favorecido, que ponen candidatos que no son ni siquiera de aquí y están enredados en juegos de sillones o votar por el PSOE. Un sí al PSOE es un sí a Córdoba, a que haya un gobierno de cambio sensato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios