Tribunales

Millet: "Ferrovial hacía donaciones para que el dinero fuera a CDC a cambio de obras públicas"

  • Confiesa que se autoadjudicó retribuciones extras, junto a su mano derecha Jordi Montull.

  • Gemma Montull, hija del segundo, secunda al ex presidente del Palau y explica que él daba instrucciones a su padre sobre cómo vehicular los pagos.

Comentarios 4

El ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet ha afirmado este miércoles que la constructora Ferrovial "hacía donaciones para que el dinero fuera a CDC a cambio de obras públicas".

Lo ha dicho a preguntas del fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, y ha recordado que esto no lo había desvelado en su confesión de 2009 -en la que reconoció, en parte, que él y su ex mano derecha, Jordi Montull, expoliaron la institución.

La Fiscalía considera que CDC se financiaba ilegalmente recibiendo fondos de la constructora que se camuflaban como donativos al Palau pero que, en realidad, respondía a la adjudicación de obras públicas por parte de instituciones que controlaba el partido.

Millet admite que desvió fondos de la entidad cultural para obras en su casa y viajes y que se autoadjudicó junto Montull retribuciones extras millonarias, lo que ha considerado fueron "errores" por los que se ha disculpado.

Es el primero de los acusados en declarar por el saqueo del Palau de la Música, a propuesta de la Fiscalía, en un interrogatorio en el que solo ha aceptado contestar a las preguntas del ministerio público y de sus abogados.

Como ya hiciera en la carta que remitió al juzgado al estallar el escándalo, el acusado ha admitido que cargó a las cuentas de la Fundación Orfeó Català obras en su domicilio, pero ha insistido en que, hasta lo que él sabe, esas facturas nunca fueron pagadas con fondos del Consorcio del Palau de la Música, que vehicula las subvenciones públicas destinadas a la entidad cultural.

"Me equivoqué", ha señalado repetidamente Millet tras admitir que desvió fondos del Palau de la Música a las obras de sus domicilios, al pago de algunos de sus viajes y a las bodas de sus hijas, ceremonias que, sin embargo, ha precisado que también entendía daban publicidad al Palau de la Música.

En concreto, ha explicado que "tenía motivos" para pagar con fondos de la institución cultural el enlace de su hija, por valor de 164.000 euros, ya que sirvió para que "la gente supiera que se podían hacer bodas" en el Palau. "Era para hacer publicidad, sí", ha afirmado.

Pese que ha subrayado que "se equivocó absolutamente" al pagar viajes al extranjero, ha justificado sin embargo uno a México porque se enmarcaba en una "semana catalana", a la que fue invitado el Orfeò Català a cantar, un evento al que también asistió el entonces presidente catalán Jordi Pujol.

El ex presidente de la Fundación ha reconocido también que junto a su mano derecha se autoadjudicó retribuciones extras millonarias durante años, que cobraron a través de empresas administradas por sus esposas, pero ha apuntado que merecía ese aumento salarial por haber logrado reflotar la entidad cultural cuando esta estaba a punto de la quiebra.

Ha subrayado, en este sentido, que cuando llegó al Palau estaba hecho "un desastre" y que, tras las reformas que aplicaron, decidieron adjudicarse "un sueldo" extra porque "los números del Palau eran muy buenos", una retribución no declarada que ha situado en los 800.000 euros anuales.

El acusado ha confesado también que luego él y Montull pasaron a cobrar estos bonos a través de sociedades, para pagar menos impuestos.

Millet no ha clarificado la procedencia de otros ingresos en efectivo que presuntamente recibió y ha apuntado: "Yo cobraba de muchos sitios".

En todo caso, el saqueador confeso del Palau ha dejado claro que todo lo que se apropió es lo que ya confesó en 2009.

Asimismo, Millet se ha desmarcado del día a día contable en la financiación de la entidad cultural, que ha atribuido al que fuera su mano derecha, Jordi Montull.

Gemma Montull secunda a Millet

La ex directora financiera del Palau de la Música Gemma Montull ha confirmado que CDC cobraba comisiones de la constructora Ferrovial a través del Palau de la Música ya desde antes de 2003, año en el que ella empezó a trabajar en la entidad cultural.

La acusada, que propuso un pacto a la Fiscalía para reducir su pena a cambio de dar detalles sobre el desvío de fondos a CDC, ha asegurado que su padre le explicó que la "gran mayoría" de los patrocinios que Ferrovial destinaba el Palau eran para financiar ilegalmente a la formación nacionalista.

Montull ha explicado que su padre le informó de los pagos irregulares cuando ella expresó su "sorpresa" por esos movimientos de "tantas cantidades" del dinero que procedía de Ferrovial, aunque no fue hasta mucho después, todavía de directora en el Palau, cuando fue consciente de que se trataba de comisiones a cambio de adjudicaciones de obra pública.

Según Gemma Montull, Millet era quien se reunía tanto con la formación como con Ferrovial para acordar los pagos. En ese sentido, ha revelado que Millet era "muy estricto y muy muy muy incisivo" respecto a los cobros de Ferrovial: "era un tema que le preocupaba", ha añadido.

La acusada ha detallado que era Fèlix Millet quien daba las instrucciones a su padre Jordi sobre la forma en que se iban a vehicular los pagos y ha recalcado que este era "muy insistente" en ese asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios