Junta y ayuntamientos acuerdan el trazado de la variante de la A-8077

Comentarios 2

La Consejería de Obras Públicas y los ayuntamientos afectados por el proyecto de mejora de la funcionalidad de la A-8077 (Sanlúcar la Mayor-Camas) acordaron ayer el trazado de la nueva carretera que discurrirá como variante a la actual vía en el tramo Valencina de la Concepción-Camas.

El acuerdo alcanzado define un nuevo trazado que se inicia en un importante nudo de comunicaciones a desarrollar entre los municipios de Valencina y Salteras, donde confluirán la conexión con la futura SE-40, la estación del Cercanías y la conexión con el futuro tranvía del Aljarafe, y a partir de ahí discurre en paralelo a la línea férrea hasta llegar a la A-66 en Santiponce. Según Obras Públicas, también está previsto duplicar la carretera N-630 desde esta conexión hasta el enlace en Camas con la A-66 y la SE-30.

La Junta también hará un estudio específico para profundizar en la definición de una plataforma reservada para el transporte público en el Aljarafe, según han acordado en la reunión la delegada provincial de Obras Públicas, Salud Santana, y los alcaldes de Camas, Salteras, Santiponce, Valencina, Castilleja de Guzmán, Albaida del Aljarafe, Sanlúcar la Mayor y Olivares.

Al desdoblamiento del trazado de la A-8077 que conlleva el proyecto se oponen los grupos conservacionistas de la comarca, al considerar que va a afectar al conjunto de dólmenes y de yacimientos que existen en la zona. Según la Junta, este trazado aúna las diferentes posturas ya que, "partiendo de la necesidad compartida por todos de poner en marcha las infraestructuras que den una solución a los problemas de comunicación del Aljarafe norte con Sevilla, se ha consensuado una solución que concilia y compatibiliza los intereses generales con la protección del patrimonio territorial, arqueológico y ambiental".

La creación de esta nueva variante supondrá una mejora sensible de la funcionalidad viaria de la A-8077, a la que se descargará de unos tráficos cercanos a los 5.000 vehículos diarios, lo que repercutirá directamente en la mejora del transporte público por carretera en la zona, ha destacado la Consejería.

Una vez alcanzado el acuerdo, Salud Santana ha hecho una estimación de los plazos para la construcción de esta variante y ha fijado para 2011 la puesta en servicio de esta polémica infraestructura que cuenta con la oposición de los conservacionistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios