betis - villarreal | la previa

Ganar como costumbre

  • El Betis necesita algo más que competir ante el Villarreal para enlazar su segundo triunfo seguido en casa.

  • La falta de regularidad, el sempiterno problema bético en los últimos años. Piccini, novedad en la lista.

Con la digestión de la postrera derrota ante el Espanyol todavía en el ambiente, el Betis recibe esta noche al Villarreal en el Benito Villamarín, en un duelo que ha adquirido mayor trascendencia por la deriva deportiva en la que navega la entidad. Asegura el entrenador bético, Víctor Sánchez del Amo, que a su equipo sólo le falta regularidad en las victorias, cuando esa sana costumbre de ganar es el factor esencial de cualquier club deportivo y uno de los factores que provocó su llegada hace casi una vuelta.

No le falta razón al técnico en ese análisis de la realidad del Betis, aunque él tampoco haya sido capaz de revertir esa tendencia que viene sufriendo la entidad desde hace demasiado tiempo. Este panorama sugiere que los problemas no sólo pueden localizarse en el inquilino del banquillo o incluso en la dirección deportiva, por más que el trabajo de Miguel Torrecilla también acumule excesivas sombras hasta el momento.

Las continuas huidas hacia delante de los dirigentes ya han convertido en habitual que las promesas se aplacen una y otra vez. La tarea, como si de un partido político se tratara, pasa ahora por buscar un nuevo eslogan que permita ganar tiempo hasta que finalice la competición, ese sufrimiento continuo para un club que respira más tranquilo en cada pausa liguera o en el descanso estival, fechas en las que las palabras no quedan desmentidas con celeridad por los hechos sobre el césped.

Con el campeonato enfilando su recta final, el Betis buscará ante el Villarreal enlazar por vez primera en la temporada su segunda victoria seguida en casa, después de que ante el Espanyol perdiera la oportunidad de conseguirlo en jornadas consecutivas. Ese escaso logro es el nuevo reto para los de Víctor, aunque la trayectoria bética tampoco invite al optimismo. Con sólo dos victorias en la segunda vuelta del campeonato, el Betis ha ido dejándose por el camino las virtudes con las que comenzó la etapa del madrileño.

El Betis obtuvo dos victorias y dos empates en las cuatro últimas visitas del Villarreal

Si la fiabilidad en Heliópolis ya pasó a la historia, la solidez defensiva también ha quedado ahora en entredicho, con 15 goles encajados en los últimos ocho encuentros. Ni el innegociable sistema con tres centrales ha permitido sostener en el tiempo la regularidad atrás, al tiempo que han vuelto a aflorar carencias de otros tiempos. Incluso las acciones a balón parado han pasado de ser una de las armas de los de Víctor en el ataque a convertirse en la principal amenaza cuando las ejecuta un rival, otro síntoma de esa caída que viene experimentando el equipo.

Las posibles alineaciones del Betis-Villarreal. Las posibles alineaciones del Betis-Villarreal.

Las posibles alineaciones del Betis-Villarreal. / FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía

No ofreció demasiadas pistas este lunes el técnico sobre qué once dispondrá hoy para cambiar la dinámica, aunque sí se espera alguna variación. Piccini, ya recuperado, entraría por Rafa Navarro en un relevo ya habitual; Jonas Martin también tendría opciones de regresar al once e incluso Joaquín, con minutos en las segundas partes en los últimos encuentros, podría partir desde el inicio. El técnico verdiblanco sí desveló ayer -en un comentario inusual por su parte- que Dani Ceballos sí estará en condiciones para jugar, pese a que inició el entrenamiento con un trabajo especial para tratar una mínima dolencia en la rodilla izquierda.

Lo que es seguro es que la batalla en la medular será decisiva. Al Villarreal de Fran Escribá le gusta sentirse protagonista con la pelota, aunque lejos de su estadio también maneje alternativas para un fútbol más vertical de contragolpe, lo que le permite aumentar su ya habitual solidez. Los castellonenses son el equipo menos goleado de la categoría, junto al Atlético, y como visitantes sólo han encajado ocho tantos, en una muestra más de ese trabajo colectivo que impera por encima de lo individual.

Los precedentes en Heliópolis sí otorgan algo de luz a los verdiblancos. Dos triunfos y dos empates, el último la pasada temporada en el estreno liguero (1-1), se han sucedido en las cuatro últimas visitas del Villarreal, pese a que los dispares objetivos de ambos clubes en estos últimos años. El Betis, y los béticos, parecen haber olvidado esa agradable sensación que suponer ganar, y no sólo competir, algo más que de vez en cuando.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios