real betis

Nuevas bazas, más ambición

  • Miguel Guillén apuesta por una plantilla mejorada tras los primeros refuerzos y pide paciencia con las necesidades · El club, cerca de atar a Juanfran, otra incorporación para el ataque

Comentarios 1

El presidente del Betis, Miguel Guillén, aprovechó ayer la firma de un convenio con la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide para destacar el trabajo que está realizando la secretaría técnica verdiblanca para construir una plantilla competitiva de cara a la próxima campaña.

Tras las llegadas de Joel Campbell y Juan Carlos, las miradas se centran en Juanfran, futbolista del Real Madrid Castilla con el que se siguen ultimando detalles de cara a su fichaje. Una nueva baza si finalmente se cierra y una pieza más para Pepe Mel de cara a mejorar una plantilla que Guillén no dudó en defender: "El objetivo es dar un salto de calidad respecto a la temporada pasada. Queremos tener una continuidad que no tuvimos. Pensamos que por ese camino, con paso firme y poco a poco, podremos tener objetivos más ambiciosos. Los nuestros van en función de la situación económica, pero la ambición es la máxima".

No quiso profundizar sobre el estado de las negociaciones por Juanfran, aunque admitió la realidad: "No hay nada oficial. Salen todos los días nombres, pero yo sólo debo hablar cuando hay un contrato por delante".

Sí profundizó, sin embargo, en la calidad del plantel para la próxima temporada: "Es lógico que con jugadores que estuvieron cedidos, haya que negociar. No doy por descartado ni a Paulao ni a Roque Santa Cruz. En cuanto a los fichajes, creo que el perfil es el mismo: gente con hambre y mucha ambición. El ejemplo más claro es lo que nos ofreció Jefferson Montero. Posiblemente en las próximas semanas tengamos novedades. Hay que tener paciencia. Debemos buscar el equilibrio entre la experiencia y la gente joven con ganas".

Pese a la velocidad a la que se está reforzando el equipo, Guillén no descarta que el club se tome su tiempo para seguir buscando piezas que se ajusten a las preferencias del técnico: "Quedan muchas semanas de mercado. Lo que sí es cierto es que el club cada vez que ve una oportunidad, teniendo en cuenta la situación económica, va a por ella y no se echa para atrás porque sea en calidad de cedido. De aquí a que cierre el mercado puede haber muchas novedades".

Uno de los recién llegados, Campbell, posee en su contrato de cesión una opción de compra: "No hay ni que comentarla porque no es asumible por el Betis ni ahora ni el año que viene".

Dejando a un lado la situación de Juanfran, cerca de ser el siguiente, otra de las prioridades es reforzar la media, de la que se aleja definitivamente Iriney: "Él rechazó la oferta que no podíamos subir y es cierto que han venido jugadores que podrían jugar en su posición. Él no se ha pronunciado y si lo hiciera ahora tendría que ser decisión de la secretaría técnica".

Claridad en las palabras de Guillén, que insistió en la idea de un Betis mejor con el paso del tiempo: "El club, cuando ficha o trae a un jugador cedido, lo hace porque cree que mejora al actual equipo. El año pasado vimos dónde tenemos nuestros puntos fuertes y flojos. Pido paciencia una vez más. El Betis tendrá una plantilla equilibrada y estará capacitada para dar el salto cualitativo que todo el mundo quiere".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios