real betis

Un cierre de mercado con variables

  • La lesión de Feddal, duda para Vigo, provoca que Serra sondee a Fontàs mientras agota las opciones por Bartra

  • El Oporto no cede por Layún y Nagatomo sigue sobre la mesa

  • Las salidas, aún a la espera

Quique Setién dialoga con Joaquín en el entrenamiento. Quique Setién dialoga con Joaquín en el entrenamiento.

Quique Setién dialoga con Joaquín en el entrenamiento. / juan carlos vázquez

Aunque el calendario marca que mañana el Betis disputa un duelo ante un rival ahora directo como el Celta, el mercado de fichajes acapara los focos de la actualidad. Quique Setién, entrenador verdiblanco, mostró ayer su desconfianza hacia lo que se ofrece en estas fechas, pese a que el club viene trabajando para reforzar tanto la defensa como el ataque. Layún, por quien el Oporto todavía no cede y con el Alavés también al acecho, Nagatomo, la alternativa que ha sido ofrecida desde Italia, Sandro, el más deseado para el ataque... Y más nombres que están sobre la mesa de Lorenzo Serra Ferrer, al que esperará una actividad frenética en las últimas horas del mercado.

De hecho, la nueva lesión de Feddal, que hoy se probará tras dos días sin entrenarse con el equipo, ha provocado que el vicepresidente deportivo sondee la situación de Andreu Fontàs, el central del Celta que no está entrando demasiado en los planes de Juan Carlos Unzué y quien ayer dejó abierta una posibilidad a que uno de sus defensas saliera ahora en invierno. "Si los cuatro centrales que tenemos están contentos aquí, para mí son suficientes", dijo el entrenador, mientras el club vigués se ha interesado por Gustavo Gómez, central del Milan, para el caso de que finalmente Fontàs saliera de la plantilla en enero.

El interés por Fontàs, que dependerá de los movimientos que se produzcan precisamente tras el Celta-Betis de mañana, se añade al que Serra viene mostrando por Marc Bartra, con el que está agotando las opciones pese a los altos emolumentos que el central percibe en el Dortmund, con el que ayer no fue convocado.

"Con la experiencia que tengo, pocas veces he creído en el mercado de invierno para mejorar las cosas. Generalmente, llegan futbolistas que no vienen de jugar y hay que adaptarlos salvo que los conozcas mucho o que estén jugando. Con el poco tiempo que queda de aquí al final de la temporada no es fácil acertar. Tampoco lo es cuando hay un equipo como el nuestro que no tiene recursos suficientes para contratar lo que quieres sino lo que ofrecen. No me gustaría hipotecarme para el futuro. Lo que no quiero es deshacerme de otros 15 jugadores cuando termine la temporada", manifestó Setién sobre las gestiones en este mercado invernal, a la vez que indicó que tampoco le ha gustado que se desvelen los nombres de Lucas Moura o el propio Marc Bartra como posibles refuerzos del equipo: "No entiendo que puedan salir todos estos nombres y que se filtren estas informaciones que en algunos casos pueden ser ciertas y en otros no. Lo que necesitamos no son nombres sino hombres. Cualquier nombre que me deis y que ya conocemos todos te genera unas expectativas enormes, pero en consonancia van a ser los objetivos. Si luego esos futbolistas que son los que vienen no rinden tenemos un problema. Me gusta ser cauteloso y no generar expectativas que no sé si voy a poder cumplir. Queremos futbolistas que tengan entusiasmo y ganas de triunfar. Me importan poco los nombres y sí el rendimiento".

Dentro de ese perfil entra la incorporación de Miguel Layún, que cuenta además con el aval de Guardado. El problema radica en Sergio Conceiçao, técnico del Oporto, que sólo dejará salir jugadores si le llegan más refuerzos, sobre todo tras la lesión de Danilo, una pieza fundamental en su esquema. El Betis, con la competencia del Alavés, aguarda con la esperanza de que la situación se pueda desbloquear, aunque también trabaja en alternativas como Nagatomo, el lateral japonés del Inter que ha perdido protagonismo con Luciano Spaletti y que ha sido ofrecido en las últimas horas.

Otro problema para la dirección deportiva está siendo aligerar la plantilla, ya que Setién dispone de pocos efectivos para realizar la convocatoria de mañana, por lo que jugadores como Narváez, Nahuel, Rafa Navarro o Tosca continuaron ayer ejercitándose con el equipo. Incluso el preparador verdiblanco se refirió a Felipe Gutiérrez, que todavía permanece trabajando con el grupo. "Lleva ya bastantes semanas entrenándose con nosotros. Me parece muy buen futbolista y que tiene cosas que nos podrían aportar. Entiendo que a lo mejor se podría quedar, pero hay que ver que ocupa plaza de extracomunitario", indicó Setién. Una posible salida de Narváez, que sigue a la espera de que el Córdoba tenga autorización de la Liga de Fútbol Profesional para fichar, dejaría una plaza libre de extracomunitario que de no ocuparse con un fichaje podría ser utilizada por el chileno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios