melanoma

Baja la mortalidad por cáncer de piel aunque su incidencia crece

  • Especialistas en Dermatología subrayan la importancia de la protección solar

A pesar del incremento del número de casos de cáncer de piel en España, la mortalidad por esta enfermedad se ha estabilizado. Este ha sido uno de los mensajes protagonistas de la Rueda de Prensa de la Campaña Euromelanoma 2016 organizada por la Fundación Piel Sana, que ha tenido lugar esta mañana en el Colegio de Médicos de Madrid. El doctor Agustín Buendía, miembro de la AEDV, explica que "esto podría deberse a la gran mejora en el diagnóstico precoz". Por ello es tan importante adelantarse y hacerse chequeos ante la mínima duda para descartar cualquier malignidad y, si es así, detectarlo a tiempo: Ante cualquier sospecha, acude a este especialista, ya que "una mancha de la piel que cambia, puede cambiar tu vida. Consulta al dermatólogo", advierte la AEDV.

Queda patente así que el papel del dermatólogo es fundamental, ya que es el profesional que mejor conoce y puede orientar sobre las medidas más adecuadas para la prevención del cáncer de piel. Este experto utiliza los medios de diagnóstico más eficaces, fiables y modernos para la detección precoz, así como conoce el manejo tanto de los tratamientos convencionales como el uso de medicamentos novedosos para el tratamiento de lesiones precancerosas y algunos tipos de cáncer o el tratamiento del melanoma en fases avanzadas.

En este sentido, "según los últimos datos de un reciente artículo en el que se realiza un metaanálisis y recogiendo solo las cifras de los últimos años, vemos que la incidencia de melanoma en España es de 9,7 por cada 100.000 personas (con máxima frecuencia en Marbella (17,5) y mínima en Zaragoza (3,6)", especifica el dermatólogo Luis Ríos.

De este modo, "la mortalidad de melanoma ronda los 2 de cada 100.000", incide. Respecto al cáncer cutáneo no melanoma es de 160 casos por 100000 habitantes, siendo 118 carcinomas basocelulares y 42 carcinomas espinocelulares", asegura.

Según la AEDV el cáncer de piel es más frecuente en mayores de 50 años. No obstante, cada vez se diagnostican más casos en personas jóvenes por los hábitos poco saludables de exposición solar intensa en cortos periodos. Así, el principal factor de riesgo evitable para la mayoría de los melanomas es una sobre exposición a la radiación ultravioleta, ya sea natural -solar- o artificial-cabinas de bronceado-, inapropiada al tipo de piel. Obviamente hay factores genéticos que no se pueden modificar, como son el tipo de piel (mayor o menor capacidad para broncearse), tendencia a desarrollar nevus-lunares, y determinadas mutaciones que predisponen a padecer tumores, aún en ausencia de una exposición solar excesiva. También hay algunos factores de tipo químico como el arsénico, la nicotina o las breas que pueden provocar tumores cutáneos, no melanoma.

Las campañas de prevención son fundamentales para ofrecer el conocimiento a los ciudadanos y evitar posibles enfermedades. Así lo demuestran otros países que han logrado reducir notablemente su porcentaje de muertes. Buendía afirma que "Australia, que hasta el momento había sido el país con la mayor tasa de incidencia mundial de melanoma, ha dejado de serlo estableciéndose ahora Hawaii como el estado que presenta una mayor tasa de cáncer de piel entre su población de raza blanca".

Además, el doctor Buendía informa de que el cáncer cutáneo no melanoma (CCNM) presenta sus tasas más altas en Brasil, concretamente en Goiania, situada en la región Medio-Oeste del país, con muy altos índices de radiación ultravioleta en otoño e invierno y extremos en primavera y verano.

Independientemente del clima y del lugar no cabe duda de que se debe utilizar la fotoprotección correcta: "Hay que recordar que un fotoprotector por debajo de 30 es poco útil para evitar el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel" asegura el doctor Moreno. "el bronceado es breve, tu piel es para siempre ¿Salud o moda? Ahí está el dilema", resume el experto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios