Día Mundial de la Salud

Claves sencillas para mantener a raya la hipertensión arterial

  • Reducir la cantidad de sal en las comidas, mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico con regularidad son las mejores herramientas para poner freno al riesgo cardiovascular.

Con ocasión del Día Mundial de la Salud, que se celebró el 7 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace un llamamiento para intensificar los esfuerzos encaminados a prevenir y controlar la hipertensión, también llamada tensión arterial alta. Se estima que en el mundo esta enfermedad afecta a más de uno de cada tres adultos de 25 o más años de edad: unos mil millones de personas.

La hipertensión es una de los principales factores que contribuyen a causar cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, que en conjunto representan la causa más importante de muerte prematura y discapacidad. Los investigadores estiman que esta enfermedad provoca cada año casi 9,4 millones de muertes por enfermedades del corazón. También contribuye a aumentar el riesgo de insuficiencia renal y de ceguera.

Detectar la hipertensión es el primer paso para prevenirla y controlarla. En este Día Mundial de la Salud, la OMS hace un llamamiento a todos los adultos del mundo para que se hagan medir la tensión arterial. Cuando las personas conocen el nivel de su tensión, pueden actuar para controlarla. "Queremos que las personas tomen hoy conciencia de la necesidad de que conozcan su nivel de tensión arterial, comprendan la gravedad de la hipertensión y decidan actuar para controlar su tensión" ha afirmado la doctora Margaret Chan, directora general de la OMS.

El riesgo de padecer hipertensión se puede reducir con algunas sencillas claves: disminuyendo la ingesta de sal;siguiendo una dieta equilibrada;realizando actividades físicas con regularidad; evitando el consumo de tabaco y evitando el uso nocivo de alcohol.Casi la mitad de los países de Europa cuentan con políticas de reducción de sal en las comidas, según ha mostrado un informe publicado este jueves por la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien destaca, además, que los países del continente que no cuentan con estas políticas sí tienen grupos de apoyo o instituciones de investigación que están realizando campañas de prevención de consumo de sal. Concretamente, 26 de los 53 Estados miembros tienen operativas estas políticas de reducción de sal, y 33 de ellos han iniciado algún tipo de actividad de sensibilización a los consumidores, ya sea a través de un programa de Gobierno o de una organización no gubernamental.

Asimismo, la OMS ha reflejado en su estudio, donde ha manejado datos de los Estados miembros adscritos a la OMS en la Región Europea, que la participación que ha tenido la industria en las campañas de concienciación sobre el consumo abusivo de sal ha sido "voluntaria" y abarca una variedad de actividades, incluida la reformulación de alimentos, así como la producción de 'kits' de herramientas para el público en general.

En el caso de España, la OMS ha destacado la Estrategia 2005 para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad, que recomienda reducir la ingesta de sal en unos cinco gramos al día; el Plan propuesto por el Ministerio de Sanidad para reducir la sal en el pan en un periodo de cuatro años, las informaciones ofrecidas por la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), así como el apoyo a estas campañas del sector de la industria y de los fabricantes.

En este sentido, la OMS ha recordado que la reducción de la ingesta de sal es una de las maneras más fáciles de reducir el riesgo de accidente cerebrovascular o enfermedad cardiaca y renal. En concreto, reducir el consumo a menos de 5 gramos al día disminuye el riesgo de sufrir un ictus en un 23%, y las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular en un 17%.

No obstante, ha alertado de que la ingesta diaria de la mayoría de los países de la región europea de la OMS es de aproximadamente 8,11 gramos diarios, "muy por encima" del nivel recomendado.

"La detección precoz de la hipertensión y la reducción de los riesgos de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares resultan mucho menos costosas para las personas y los gobiernos que la cirugía del corazón, la atención posterior a esos accidentes, la diálisis y otras intervenciones que puedan requerirse posteriormente si la tensión arterial no se mide y controla," dice el doctor Shanthi Mendis, Director interino del Departamento de Gestión de las Enfermedades No transmisibles de la OMS.

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la creación de la OMS en 1948. Cada año se elige un tema prioritario de salud pública.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios