Propiedades de los alimentos

Dieta rica en antioxidantes para proteger el corazón

  • Las personas que dan prioridad a la fruta y la verdura pueden reducir en más de un 20% el riesgo de un ataque cardiaco.

Una dieta rica en antioxidantes (sobre todo provenientes de frutas y verduras) puede reducir el riesgo de ataque cardiaco en las mujeres, informan investigadores. El nuevo estudio incluyó a más de 32.500 mujeres suecas de 49 a 83 años de edad, que rellenaron un cuestionario sobre sus hábitos alimentarios. En los diez años de seguimiento, más de 1,100 de las mujeres sufrieron ataques cardiacos. Los antioxidantes son sustancias que pueden proteger sus células de los efectos de los radicales libres. Los radicales libres pueden dañar las células y pueden representar un papel importante en las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades.

Las mujeres con los niveles más altos de antioxidantes experimentaron una reducción de 20% en su riesgo de ataque cardiaco. Esas mujeres consumían casi siete porciones al día de frutas y verduras, casi tres veces más que las 2.4 porciones al día consumidas por las que tenían los niveles más bajos de antioxidantes.

El estudio aparece en la edición de octubre de la revista The American Journal of Medicine. "Nuestro estudio fue el primero en observar el efecto de todos los antioxidantes dietarios en relación con los ataques cardiacos", aseguró en un comunicado de prensa de la revista la investigadora líder Alicja Wolk, de la división de epidemiología nutricional del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia.

Hay varios tipos de dietas para perder peso, pero las que enfatizan un mayor consumo de frutas y verduras podrían ser las más efectivas, escribió en un comentario acompañante la directora editorial de la revista Pamela Powers Hannley.

"Pero apenas 14% de los adultos  y 9,5% de los adolescentes comen cinco o más porciones de frutas o verduras al día", anotó. Aunque la investigación halló una asociación entre un mayor consumo de antioxidantes y un menor riesgo de ataque cardiaco, no llego a  probar empíricamente una relación causal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios