perspectiva de género

Medicina y sexismo

  • Diferentes estudios y especialistas afirman que la mujer recibe peor asistencia sanitaria que los hombres debido a estereotipos culturales

La mujer cumple el rol de cuidadora y en un altísimo porcentaje son cónyuges e hijas de entre 45 y los 65 años. La mujer cumple el rol de cuidadora y en un altísimo porcentaje son cónyuges e hijas de entre 45 y los 65 años.

La mujer cumple el rol de cuidadora y en un altísimo porcentaje son cónyuges e hijas de entre 45 y los 65 años. / carlos gil.

Hace apenas unos años, poco o nada se hablaba sobre el sesgo de género en salud. Lentamente se ha empezado a estudiar las diferencias que existen en los efectos de los fármacos entre los hombres y las mujeres o cómo las enfermedades afectan de diferente manera según el género. Pero lo que no se había dicho abiertamente es que también existe un trato diferente a los pacientes si estas son mujeres.

Ese es uno de los temas que se ha querido abordar con motivo del día 8 de marzo. El debate surgía a través de la prevalencia de la diabetes en la mujer, y como en su caso esta patología tiene peor pronóstico y peores resultados. Como explicaba Esteban Jódar, jefe del departamento de Endocrinología y Nutrición en Hospitales Quirón, "el problema no es solo la prevalencia", sino que hay datos objetivos que certifican que a estas pacientes "se les atiende más tarde y las tratamos peor, no solo en las consultas de diabetes, sino también en Cardiología y Medicina interna, y esto debe hacer que los clínicos cambiemos nuestra aproximación". Así, el experto citaba un estudio publicado en Avances en Diabetología que hace evidente que "más allá de las diferencias morfológicas", analizando las consultas se concluye que "a las mujeres se les indican menos pastillas para el colesterol o antiagregantes". Para Jódar, "nadie tiene la sensación de hacer una Medicina sexista, pero los datos son esos, y por lo tanto son realidades que hay que enfrentar".

Pese a la escasa conciencia profesional, los datos demuestran la desigualdad

En el terreno de la Cardiología, Almudena Castro, responsable del Grupo de Diabetes de la Sociedad Española de Cardiología insistía en que, según estudios internacionales, la mujer también acude más tarde a Urgencias en el caso de un problema cardiovascular, pero incluso hay datos -aunque no en España-, de que se la atiende más tarde o puede llegar a recibir peor tratamiento. La causa en este caso, según la experta, es cultural y no sanitaria. "El dolor en el pecho en el hombre se relaciona con un infarto, mientras que en una mujer hay una tendencia a pensar que está relacionado con el estrés o los nervios". La propia paciente retrasa su visita, pero también la razón por la que los médicos no priorizan estos casos igual que en los hombres. Esta atención tardía supone un peor pronóstico, que tiene unas consecuencias más graves si se tiene en cuenta factores biológicos como el hecho de que "las arterias de la mujer son más débiles que las del hombre". De hecho, pese a la creencia popular, la primera causa de muerte de las mujeres en España son las enfermedades del sistema circulatorio.

Asimismo, otra de las patologías en las que se ha estudiado el sesgo de género es en la EPOC, puesto que se sigue relacionando el consumo de tabaco solo con los hombres. Así, según un informe sobre el Sesgo de Género en la Atención Sanitaria de la Escuela Andaluza de Salud Pública "se ha demostrado que las mujeres con EPOC están infradiagnosticadas por los médicos". Ejemplo de ello son investigaciones realizadas en Reino Unido que desvelaban que "a las mujeres se les da más consejo para dejar de fumar, pero se les realizan menos espirometrías".

Otra cuestión es como convive la mujer con la enfermedad después del diagnóstico, puesto que como recuerda Almudena Castro, "la mujer es cuidadora, pero no la cuidan". De hecho, recientemente datos ofrecidos por Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, han desvelado que el 89% de las cuidadoras en España son mujeres, la mayoría cónyuges e hijas, con edades entre los 45 y los 65 años.

Por otra parte, cabe destacar la desigualdad en el acceso a los servicios sanitarios. Tal y como manifestaba el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus con motivo del Día de la Mujer, actualmente se estima que la mitad de la población mundial no tiene acceso a los servicios esenciales de salud, y "un número desproporcionado de estas personas son mujeres y niñas". En España, según un estudio publicado en Gaceta Sanitaria las mujeres registran (a igualdad de estado de salud, edad, renta y educación) un tiempo de espera para visitas diagnósticas al especialista un 13,6% más largo que los hombres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios