tratamientos

Nueva opción terapéutica para el abordaje del mieloma múltiple

  • La llegada de los anticuerpos monoclonales está virando el manejo de muchas patologías hematológicas

El Congreso Europeo de Hematología que tuvo lugar la semana pasada en Copenhague, Dinamarca ha marcado una nueva etapa en el abordaje de los tumores hematológicos. La llegada de nuevas drogas ya había mejorado la expectativa de vida de los pacientes, pero los nuevos datos demuestran una consolidación de la eficacia de varios tratamientos en combinación que consiguen en algunos casos hacer desaparecer todos los signos visibles de la enfermedad (sin que esto permita hablar de momento de una curación definitiva).

Uno de estos fármacos, el anticuerpo monoclonal daratumumab, desarrollado por Janssen-Cilag se probó en combinación con la terapia convencional empleada para tratar el mieloma múltiple, un cáncer incurable de la sangre que comienza en la médula ósea. El estudio en cuestión (CASTOR) se centró en pacientes que habían fracasado con dos líneas del tratamiento habitual (bortezomid y dexametasona). Al añadir el nuevo fármaco se consiguió reducir en un 61% el riesgo de progresión de la enfermedad (supervivencia libre de progresión) o muerte y se aumentó significativamente la respuesta global a la enfermedad.

"La triple combinación aumentó significativamente la tasa de respuesta global al tratamiento y redujo en más de un 60% la probabilidad de morir o de tener recaída de un tumor para el que hace pocos años no había tratamiento", explicó María Victoria Mateos, hematóloga del Hospital Universitario de Salamanca que asegura que con las nuevas terapias se está asistiendo a un proceso de cronificación de muchos tumores aunque la ambición de los oncólogos en el caso del mieloma múltiple es curar la enfermedad.

"Observamos mejorías clínicas significativas en la supervivencia libre de progresión y en la tasa de respuesta global con daratumumab combinado con el tratamiento estándar", dijo por su parte Antonio Palumbo, jefe de Unidad de Mieloma del Departamento de Oncología de la División de Hematología de la Universidad de Turín que cree que los resultados presentados en el congreso muestran que "una pauta pausada del fármaco potencia la respuesta clínica en pacientes con mieloma múltiple tratados previamente". En el estudio la mediana de seguimiento fue de 7,4 meses, durante los cuales se mantuvo el efecto beneficioso de daratumumab en todos los grupos clínicos.

Otro ensayo en fase III de nombre Pollux tuvo unos resultados similares. Esta vez se comparó la combinaciones del nuevo fármaco con la terapia estándar (lenalidomida y dexametasona) con ese mismo tratamiento tal y como se solía poner a los pacientes en recaída antes de la aprobación de daratumumab.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios