El consumo moderado de cerveza protege la salud del corazón

  • La presencia de polifenoles en las bebidas fermentadas favorece su ingesta regular en una dieta sana

El consumo moderado de cerveza, "alrededor de 10 gramos o una caña al día en mujeres y 20 gramos o dos cañas en hombres", tiene un efecto protector adicional frente a enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, según explicó hoy el médico del servicio de medicina interna del Hospital Clinic de Barcelona, el doctor Ramón Estruch, en referencia a diferentes estudio presentados dentro del III Simposio Internacional de la Cerveza. No obstante, recordó que su consumo debe de incluirse siempre como un producto beneficioso más dentro de la dieta mediterránea, en parte "porque si se consume con alimentos el pico del alcohol es menos elevado y se reducen los efectos perjudiciales", y porque diversos estudios han demostrado el beneficio en su conjunto. El doctor Estruch presentó los resultados preliminares del estudio Predimed, donde se ha estudiado los posibles efectos del consumo moderado de cerveza en una población de 1.249 sujetos con alto riesgo vascular.

El estudio, que pretende demostrar que la dieta mediterránea previene las enfermedades cardiovasculares, tiene en cuenta diversos alimentos, entre ellos bebidas alcohólicas de baja graduación como el vino y la cerveza. Por tanto, "los beneficios que se puedan atribuir a la cerveza deberán de atribuirse también a los hábitos que son más sanos", advirtió el doctor Estruch. Entre las conclusiones iniciales se ha podido observar que el patrón de los consumidores moderados de cerveza es diferente al de otros consumidores, como los de los países anglosajones, ya que "comen más verdura, más legumbres, más pecado, la misma fruta, y un poco más de carne, lo que muestra que "tienen un patrón de salud mejor". Así, "defendemos un patrón de dieta no tanto el consumo de la cerveza". Estos resultados concuerdan con los datos dados dentro del simposio por el médico del departamento de Cardiología del Hospital Universitario de Ulm (Alemania), el doctor Armin Imhof, afirmó que "existe un notable consenso entre la comunidad científica mundial acerca de los efectos beneficiosos del consumo moderado de alcohol sobre la mortalidad global y la cardiovascular en particular", ya que está científicamente demostrado que bebidas como la cerveza, ricas en polifenoles, tiene efectos antiarterioscleróticos, antiinflamatorios y antitrombóticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios