Las empresas se protegen de la gripe

  • Los ministerios de Sanidad y Trabajo, junto a sindicatos y organizaciones del sector, han creado una guía para que las empresas y centros de trabajo sepan cómo actuar ante la pandemia y prevenir sus efectos laborales

Los empresarios y gestores de centros de trabajo también están expectantes ante la evolución de la gripe AH1N1. No saben cómo afectará a sus negocios y a sus trabajadores e incluso si tienen que activar algún plan especial de contingencia y protección teniendo en cuenta que hay sectores "esenciales" para el funcionamiento del país.

Por eso, dentro del Plan Nacional de Preparación y Respuesta ante una Pandemia de Gripe, los Ministerios de Sanidad y Trabajo junto a sindicatos y confederaciones empresariales, han editado la Guía para la elaboración del plan de actuación de las empresas o centros de trabajo frente a emergencias-pandemia de gripe, que busca ofrecer información útil para el posible impacto de la pandemia de gripe en empresas, que tendrán que elaborar sus propios plantes de actuación.

Según la guía, "la preparación frente a una pandemia es una responsabilidad compartida de toda la sociedad" y no busca trasladar responsabilidades sanitarias de salud púbica a las empresas sino que tengan las herramientas para asegurar su actividad y proteger la salud de sus trabajadores.

Las autoridades recomiendan a las empresas trabajar de forma anticipada dado que el comportamiento del virus es impredecible. "Puede afectar a los propios empleados de una empresa o a sus proveedores y clientes limitando así su capacidad de operación, adquisición de suministros y oportunidades de negocio", recoge la guía.

Entre los problemas en recursos humanos, destaca que la no asistencia al trabajo "atribuible a la enfermedad o por indicación de aislamiento y observación así como por la necesidad de cuidar a los enfermos de la familia" puede ser elevada durante las semanas de mayor incidencia de la epidemia.

Por esto, la organización que los centros de trabajo hayan sido capaces de desarrollar previamente será fundamental para garantizar los núcleos clave de su actividad, por lo que también recomiendan que se definan aquellas funciones "que se consideren esenciales y necesarias para mantener la productividad identificando el personal imprescindible". El motivo es que se pueden producir bajas de trabajadores y que por la diseminación de la enfermedad se dificulte el recambio de personal. También se recomienda tener en cuenta las restricciones al movimiento que pueden interrumpir algunos servicios o el cierre de centros por periodos prolongados, entre otros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios