patologías víricas

La erradicación de la rubeola y el sarampión, cada vez más cerca

  • Las autoridades sanitarias europeas creen que están más cerca que nunca de acabar con estas enfermedades. Expertos españoles ven necesarias mejoras para contabilizar casos.

Europa está "más cerca que nunca" de eliminar el sarampión y la rubeola ya que, 32 países ya han interrumpido la transmisión de estas enfermedades". Son palabras lanzadas por Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS para Europa.

"La interrupción de la transmisión en más de la mitad de los países de Europa muestra que la eliminación regional del sarampión y la rubeola es posible y que estamos en el camino correcto para lograrlo. Pero debe aumentarse el impulso para sostener este logro en las regiones donde esta lucha todavía es frágil y, así, garantizar que los países endémicos se ponen al día", ha asegurado durante la presentación de las conclusiones de la Comisión Europea Verificación Regional para el sarampión y la eliminación de la rubeola (RVC, por sus siglas en inglés).

Y es que, tal y como ha alertado, la complacencia en cualquier lugar puede dar lugar a un "resurgimiento peligroso" de estas enfermedades prevenibles y, por ende, a un "sufrimiento innecesario" por la cantidad de vidas que se cobran. Por ello, Jakab ha solicitado a todos los responsables de la política europea que unan sus fuerzas para eliminar ambas patologías.

La eliminación se define como la ausencia de casos endémicos de sarampión o de rubeola en un determinado territorio (una región o un país) durante al menos 12 meses, siempre que exista un sistema de vigilancia adecuado y de alta calidad. La eliminación en Europa se declarará cuando hayan transcurrido al menos 36 meses sin casos endémicos de sarampión o de rubeola en todos los estados miembros.

En este punto, el RVC ha informado de que 32 estados europeos ya lo han conseguido en el año 2014, gracias a que las medidas de prevención y la cobertura vacunal contra los virus causantes de estas enfermedades han sido "muy altas".

Ahora bien, en Europa todavía quedan regiones que no lo han logrado debido a que se han producido "brechas" en la vigilancia, la cobertura y en la presentación de informes anuales sobre la prevalencia de casos. En España, que podría decirse está en la fase final de la eliminación del sarampión y la rubeola, es clave mantener la calidad el sistema de vigilancia y documentar las evidencias. "Actualmente el sistema de vigilancia del sarampión y de la rubeola tiene dificultades para conseguir toda la información necesaria para documentar la eliminación", explican varios investigadores del Centro Nacional de Epidemiología en un estudio publicado en la Revista Española de Salud Pública.

A medida que la enfermedad va desapareciendo se hace más difícil identificar las sospechas clínicas de sarampión y de rubeola debido entre otros a, la falta de especificidad de la fase prodrómica de las dos enfermedades, a los casos atípicos y a los casos en individuos vacunados. La única manera de mejorar la sensibilidad en la identificación y captación de casos de sarampión y de rubeola, sería fortalecer la concienciación en el nivel asistencial promoviendo que en el diagnóstico diferencial de todo caso de fiebre y exantema que se presente en cualquier edad, se incluya el diagnóstico de laboratorio de sarampión y rubeola.

Por todo ello, la OMS ha instado a los estados que sí lo han logrado a apoyar a estos países para eliminar las enfermedades en toda la Región Europeaa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios