enfermedades infecciosas

Las farmacias ya pueden dispensar el autotest de VIH

  • En España el 18% de las personas que padecen la infección aún no lo saben

El test sólo requiere una gota de sangre y los resultados son visibles en 20 minutos. El test sólo requiere una gota de sangre y los resultados son visibles en 20 minutos.

El test sólo requiere una gota de sangre y los resultados son visibles en 20 minutos. / archivo

Se calcula que en España viven entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, pero que una de cada cinco personas infectadas (en torno al 18%) no sabe que lo está. Esto supone dos problemas. El primero es que si esa persona no se protege puede seguir infectando a otros individuos (los retrovirales disminuyen también el riesgo de transmisión). El segundo es que mientras esa persona no esté diagnosticada, su enfermedad progresa y empeora su pronóstico. De hecho, se calcula que el 46% de las personas diagnosticadas lo hace de forma tardía, porque ni el médico, ni el paciente, suelen pedir la realización de esta prueba de forma mecánica.

Una de las principales causas es que hay personas que no acuden a su centro médico habitual debido al estigma que aún acarrea la enfermedad, o incluso a la falta de tiempo y facilidades, por ello era necesario generar un cambio al respecto.

La prueba puede hacerse en casa y Cesida ha dispuesto un teléfono de asesoría

Así, Mylan ha lanzado el primer autotest para la detección de VIH en España que ya está disponible en farmacias. Se trata de un sistema sencillo, rápido y fiable, similar al de un test de embarazo o una prueba de azúcar para la diabetes. El kit, cuyo precio ronda los 30 euros, incluye todo lo necesario para hacer la prueba, que solo precisa de una gota de sangre y de quince a veinte minutos de espera. Este producto ya está funcionando en Francia, Italia y Rumanía.

Tal y como informaba el Ministerio de Sanidad, se ha realizado una legislación especial, aprobada el pasado mes de diciembre, que permite que este test sea dispensado sin necesidad de receta, permitiendo total intimidad y anonimato, al poder hacerse la prueba en casa.

Santiago Moreno, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, presentaba este producto insistiendo en que es igual de fiable que una prueba en un laboratorio. Es decir, que al igual que en este caso, debe tenerse en cuenta el periodo ventana, que es "el tiempo que pasa hasta que los anticuerpos aparecen y pueden ser detectados".

Es por ello que la prueba debe hacerse por lo menos tres meses después de que haya existido una práctica de riesgo, "aunque hasta pasados los seis meses no se puede excluir que haya habido infección", por lo que en ese tiempo se recomienda siempre usar preservativo. En el caso de que el test sea positivo, el experto insistía en que aunque este es muy fiable, "hace falta confirmarlo de manera específica en un centro sanitario". En este sentido tiene un papel muy importante la Coordinadora estatal de VIH y Sida (Cesida), cuyo presidente, Ramón Espacio explicaba que el principal problema del test es "el impacto que pueda tener un resultado positivo en la persona". Para ello se ha facilitado un teléfono de atención, en el mismo horario que las farmacias, donde el paciente contará con el asesoramiento necesario.

El pasado día mundial del SIDA la Organización Mundial de la Salud advertía entre 1,6 y 2,1 millón de personas podrían haberse infectado durante el último año con el VIH. Unos datos que alarman, pero que hay que matizar en el caso de España. Así, Moreno argumentaba que si bien "hay una ola creciente de infecciones de transmisión sexual, como sífilis, clamidia o gonococo", en el caso del VIH los nuevos diagnósticos se mantienen estables, e incluso hay una "tendencia, aunque discreta, a disminuir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios