El primer diagnóstico y terapia, claves en el pronóstico del cáncer

  • La SEOM pide mejorar la docencia oncológica en Atención Primaria, los primeros que atienden al enfermo · La organización se volcará en los "largos supervivientes"

"Si nuestros médicos generales saben de oncología, tendremos mejor resultado" en el abordaje del cáncer, enfatiza el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Juan Jesús Cruz, que reclama mejorar la docencia oncológica en la carrera de Medicina con una asignatura troncal-obligatoria en 5º o 6º Curso con calificación independiente.

Esa formación oncológica es decisiva porque "el pronóstico depende del primer diagnóstico y el primer tratamiento". Como apunta el documento de la SEOM "Formación de Pregrado en Oncología. Una asignatura pendiente", "probablemente las posibilidades de supervivencia de un paciente con cáncer dependan de la formación oncológica del primer médico que le atiende, quien en un 90% es un médico de Atención Primaria", profesional que luego asumirá también "una parte relevante del seguimiento" terapéutico.

Para cerrar el círculo asistencial con la máxima eficacia, la vicepresidenta de la SEOM, Pilar Garrido, apuesta por mejorar también el modelo de atención, que debería "evaluar de forma multidisciplinar a los pacientes con cáncer" y tener "una única puerta de entrada hospitalaria". En España predominan dos modelos multidisciplinares, los Comités de Tumores y las Unidades Asistenciales funcionales.

En el capítulo de retos, Garrido apunta los de "garantizar el acceso rápido", la "continuidad asistencial" -todavía hay variabilidad- y el tratamiento de "casos complejos en unidades clínicas" con suficiente experiencia en su abordaje. El objetivo, remacha, es una atención centrada en el paciente, "y que el paciente esté implicado en su propia asistencia".

La sociedad científica, que ha celebrado esta semana su II Simposio Nacional en Madrid, ha publicado un Manifiesto SEOM sobre la atención a los largos supervivientes de cáncer (LSC) para subrayar su empeño en volcarse en ese colectivo. Emilio Alba, coordinador de la estrategia de la organización en ese capítulo, recuerda que "aproximadamente la mitad se cura, más las mujeres que los hombres, y eso plantea problemas específicos de salud -inducidos por la enfermedad o por los tratamientos- y problemas sociolaborales", algunos tan sorprendentes como las dificultades para renovar el carné de conducir.

A falta de datos suficientes -de ahí la exigencia de "un Registro Nacional de LSC"-, la Sociedad Española de Oncología Médica maneja cifras parciales y estimaciones de 200.000 nuevos casos anuales de cáncer (en 2015 se prevén 222.000 diagnósticos) y de 100.000 largos supervivientes, que elevarían el total a 1,5 millones, sobre todo mayores de 70 años. En 2015, el 5% de la población española será superviviente de cáncer. Según Alba, el Manifiesto es "el punto de partida de un proyecto a largo plazo" que implicará a profesionales de Atención Primaria y asociaciones de pacientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios