Los programas infantiles de prevención pueden lograr éxito en un 30% de los casos

Un nuevo programa escolar para la prevención de la obesidad infantil desarrollado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona ha logrado que uno de cada tres niños en riesgo de desarrollar esta enfermedad la padezca, aproximadamente un 30% de los que han participado en esta iniciativa.

La Agencia de Salud Pública ha presentado hoy los resultados del nuevo programa que, durante dos años, se ha desarrollado en un centenar de escuelas y ha incluido a más de 4.000 escolares, un tercio de los que cursan 3º y 4º de primaria en la capital catalana, así como a sus familias. La delegada de Salud del Ayuntamiento de Barcelona, Cristina Iniesta, ha anunciado que ante los buenos resultados de este primer programa de prevención de la obesidad infantil esta intervención comunitaria se extenderá a todas las escuelas de la ciudad y empezará con los alumnos de 3 años.

La intervención en las escuelas se lleva a cabo bajo el lema Creixem sans (Crezcamos sanos) y consiste en sesiones en las aulas, un taller participativo con las familias y actividades en las clases de educación física y en espacios extraescolares.

El objetivo es promover la actividad física suficiente en los niños (1 hora al día), un descanso adecuado (9-10 horas al día), una alimentación equilibrada y limitar la exposición a pantallas (2 horas al día). Para llevar a cabo este programa, en las escuelas se han establecido dos grupos, uno de intervención y otro de control, y en el primero han sido más los que han comenzado a hacer deporte como actividad extraescolar, además, entre estos han sido mayoría los niños por delante de las niñas.

Además, de constara cambios en los patrones alimentarios, Los expertos han registrado cambios favorables en indicadores de conducta alimentaria tales como "no cenar delante de la TV" y "comer acompañado".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios