Una segunda jornada tranquila con incidencias menores

  • Un niño francés perdido, una embarazada evacuada y un atracador detenido fueron los episodios más destacados del Lunes Santo.

Un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) monta guardia con arma larga. Un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) monta guardia con arma larga.

Un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) monta guardia con arma larga. / Antonio Pizarro

El Lunes Santo fue una jornada con muy pocos incidentes, más allá de lo habitual en un día de gran afluencia de público al centro de la ciudad. El más destacable fue el de un niño de nacionalidad francesa que se perdió en la zona de la Alfalfa. El chico fue localizado por la Policía Local y estuvo con varios agentes del servicio de Protección Civil hasta que llegaron sus padres. El chico portaba una pulsera con datos identificativos, lo que resultó muy útil para poder contactar con sus padres. También fue evacuada una mujer embarazada de diez semanas, además de varias lipotimias atendidas por los servicios sanitarios.Por su parte, agentes de la Policía Local detuvieron a un varón de 50 años que pretendía atracar un estanco en la confluencia de las calles Pedro del Toro con Gravina. Estos agentes, que pertenecían al dispositivo especial de Semana Santa desplegado en el entorno de la salida de la Hermandad del Museo, fueron avisados por el dueño y diversos testigos. Cuando fue alcanzado a los pocos metros de este establecimiento, el presunto autor opuso resistencia con un cuchillo de grandes dimensiones que llevaba oculto. El Centro de Coordinación Operativa (Cecop) hizo ayer balance del Domingo de Ramos, una jornada con menos público que el año pasado, debido al frío y a la lluvia de las primeras horas. Hubo 107 asistencias sanitarias, entre las que destacó especialmente una persona evacuada en estado crítico a un centro hospitalario, tras sufrir una parada cardiorrespiratoria en la calle Laraña.

"Este Domingo de Ramos ha sido una jornada difícil para los servicios públicos y para todo el dispositivo por los retrasos y distintos cambios de recorrido, pero todo ha respondido de forma adecuada, incluidas las nuevas medidas que se han puesto en funcionamiento este año como el nuevo sistema de iluminación o la localización por GPS de las hermandades. Y, lo más importante, todo se cerró sin incidencia alguna de relevancia", explicó el concejal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera.

Según el edil, el Domingo de Ramos se cerró con 50 actuaciones canalizadas mediante el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) del Ayuntamiento y otras 25 mediante el servicio unificado de emergencias 112 de Andalucía. Coincidiendo con las adversidades meteorológicas y "un descenso de público" respecto al Domingo de Ramos de 2017, fueron contabilizadas 107 asistencias sanitarias, menos que en el Domingo de Ramos del año pasado. Destaca, eso sí, el caso de un hombre que sufrió una parada cardiorrespiratoria en la calle Laraña, siendo reanimado por los facultativos sanitarios y trasladado en estado crítico al hospital Virgen del Rocío.

Además, se retiraron de las calles del centro y su área de influencia 132.114 kilos de residuos, un 16,6% menos que el año pasado. En esta cantidad están incluidos los residuos procedentes de los contenedores y de la limpieza de las vías públicas, así como de las zonas afectadas por la movida juvenil. El descenso de público por el mal tiempo se refleja también en los datos de transporte público. Tussam transportó 211.848 viajeros este pasado Domingo de Ramos, lo que supone un descenso del 14% respecto al año pasado, mientras el contabilizó 82.000 viajeros, un 16% menos.

Los avituallamientos de agua de Emasesa, la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla, también disminuyeron por el tiempo. Se repartieron un total de 10.200 vasos de agua, lo que supone un consumo superior a los 2.000 litros. En concreto, el domingo se repartieron 1.600 vasos en el punto de avituallamiento al paso de la Hermandad de La Paz, 4.000 en el de La Hiniesta y 2.000 en el de La Estrella. El año pasado, debido a las altas temperaturas de todo el fin de semana, el consumo total de vasos de agua fue de 21.200 unidades entre sábado y domingo.

Funcionó además el dispositivo especial movilizado en el parque de María Luisa tanto a la ida como a la vuelta de la Hermandad de la Paz, con el cierre parcial y la apertura provisional de las puertas para el tránsito del cortejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios