incidentes de la madrugada

En libertad los dos últimos detenidos por los incidentes de la Madrugada

  • Son un ruso de 25 años y un español de 29, a los que la Policía imputa los delitos de desórdenes públicos y lesiones graves por imprudencia después de que se enzarzaran en una pelea en la calle Arfe.

Un momento del caos de la Madrugada Un momento del caos de la Madrugada

Un momento del caos de la Madrugada

Comentarios 14

Los dos jóvenes detenidos la tarde del lunes por participar en la pelea que originó los incidentes de la Madrugada quedaron en libertad con cargos después de declarar. Fueron puestos en libertad por la misma Policía, que no consideró necesario ponerlos a disposición judicial. Los arrestados son un joven de 25 años de nacionalidad rusa y un español de 29. Ambos se habrían enzarzado en una riña en un bar de la calle Arfe, que habría acabado con uno de los contendientes lanzando al otro sobre los nazarenos del Gran Poder, que pasaba en ese momento por esta zona. Esto generó un pánico entre algunas de las personas que veían la cofradía, que echaron a correr pensando que se trataba de algo más grave. La pelea ocurrió sobre las cuatro y cinco minutos de la mañana. Poco después, entre las cuatro y diez y las cuatro y trece minutos, se registraron una veintena de avalanchas por distintas zonas del centro de la ciudad, que se saldaron con más de cien personas atendidas por los servicios sanitarios, 17 de las cuales fueron trasladadas a los hospitales con heridas de distinta consideración.

La Policía considera que el foco de los disturbios fue esta pelea. Por eso se le imputan a estos dos detenidos los delitos de lesiones graves por imprudencia y desórdenes públicos. Con ellos, son ya diez las personas detenidas por su presunta relación con los incidentes. No hay conexión entre ellos, lo que avala la teoría de que los altercados no estuvieron organizados por motivos políticos, ideológicos, religiosos o terroristas. La Brigada Provincial de Información de Sevilla, que dirige la investigación, no ha hallado un solo indicio de que fuera algo orquestado. La teoría principal que manejan los investigadores es que la ola de pánico colectivo que recorrió la ciudad se propagó por un efecto dominó, motivado principalmente por la psicosis colectiva y el temor a un atentado. El resto de detenidos contribuyó a alimentar el miedo de los que corrían, bien riéndose o bien amenazando con poner bombas y golpeando coches, contenedores de basura y puertas con piezas de sillas plegables que se habían encontrado.

Esta actitud es precisamente la que mantuvieron los tres detenidos que permanecen en prisión. Son tres delincuentes comunes que trataron de aprovecharse del caos imperante y se dedicaron a provocar avalanchas en la zona de Alfonso XII y Marqués de Paradas. Los otros siete detenidos están en libertad. Uno de ellos, un senegalés que gritó Alá es grande mientras pasaba el Cristo de las Tres Caídas, y al que se desvincula de los incidentes, aceptó pagar una multa de 480 euros.

La Policía no descarta más participantes

Por su parte, el jefe Superior de la Policía Nacional en Andalucía occidental, José Antonio de la Rosa, ha asegurado este martes que la Policía Nacional está investigando y analizando dicha pelea para identificar y localizar a más participantes en la misma después de que hayan sido detenidas estas dos personas por su presunta implicación en ella.

De la Rosa, que ha asistido a un acto, presidido por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, para analizar los dispositivos de seguridad que se desplegarán con motivo de la Romería del Rocío, ha señalado que la Policía tiene constancia de que los dos últimos detenidos "no son los únicos participantes" de esa pelea que, según las primeras hipótesis, podría ser el "epicentro" de lo que ocurrió después en la Madrugada sevillana con carreras, avalanchas y estampidas en otras zonas. "Estos dos detenidos no son los únicos supuestamente implicados en esa pelea, hay más participantes", por lo que hay que "identificar al resto, ver su participación y a partir de ahí, seguiremos trabajando para determinar lo que se produjo después", ha proseguido.

La investigación, según ha recordado Sanz continúa abierta y, por tanto, ha hecho hincapié en la importancia de la colaboración ciudadana para poder ampliar los datos de la misma gracias a los testimonios de testigos e imágenes.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios