El Cabildo pide presupuesto para restaurar a la Virgen de los Reyes

  • Preocupa el estado de conservación de la policromía tanto de la cara como de las manos

Una imagen del siglo XIII debe estar en continua revisión. Ésta es la filosofía que ha adoptado el Cabildo Catedral con la Virgen de los Reyes, Patrona de la ciudad y su Archidiócesis. La imagen, que la tradición cuenta que fue traída por San Fernando a la ciudad durante la reconquista de 1248, presenta algunos problemas en la policromía tanto del rostro como de las manos. Unos achaques propios de la edad que se quieren atajar. Por ello, el vicario general y presidente del Cabildo, Teodoro León, ya se ha puesto manos a la obra y ha encargado un presupuesto para intervenir a la imagen.

Así lo afirma el vicario en una entrevista publicada en los medios de comunicación de la Archidiócesis. León, que es un gran devoto de la Virgen de los Reyes, responde así a la pregunta sobre si la policromía de las manos y el rostro de la Virgen necesitan un repaso: "Por supuesto. De hecho, ya he pedido el presupuesto para su intervención. Asimismo, la comisión delegada del Cabildo ha aprobado que cada año se le haga una revisión general a la imagen. De este modo, pretendemos que la policromía tanto de la imagen de la Virgen como la del Niño estén conservadas siempre en buen estado". Hasta el momento, las revisiones que se le realizaban a la Virgen no contaban con una periodicidad, por lo que el Cabildo quiere que se actúe cada año.

La última gran restauración llevada a cabo a la Virgen de los Reyes tuvo lugar en el año 1998. La intervención por parte del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), según recoge Juan Carrero en su libro Nuestra Señora de los Reyes y su Historia, se centró en "impedir el avance de los deterioros y pérdidas que presentaba la policromía del rostro de la imagen mariana, para devolverle la estabilidad y mejorar su aspecto estético". El profesor Francisco Arquillo la intervino también en 1980.

Por otra parte, la semana próxima comienzan los cultos anuales en honor de la Patrona. El primer besamano será el 4 de agosto, entre las seis de la tarde y las diez de la noche. Al día siguiente, el horario será matinal: de nueve a dos de la tarde. El segundo besamano será los días 20 y 21, con el mismo reparto horario.

La novena arrancará el día 6 y estará dedicada a la Vida Consagrada, concretamente a la memoria de Santa Teresa de Jesús con motivo de su año jubilar. Jesús Donaire, párroco del Corpus Christi, será el encargado de predicar este año los cultos que arrancarán a las ocho de la tarde, media hora antes de lo habitual. La colecta extraordinaria del 13 de agosto será destinada al Convento de Las Teresas. Durante esos días se celebrarán misas ante el paso de la Virgen de los Reyes, en el Altar del Jubileo, a las ocho -con rezo de novena-, nueve y diez de la mañana.

La Patrona lucirá este año el manto de la Coronación, de color celeste, tejido en tisú de plata, donado por la condesa de Casa-Galindo y la marquesa de las Torres de la Pressa para la ceremonia de coronación que tuvo lugar en 1904.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios