Diputado de Obras Asistenciales

Enrique Rubio de los Reyes: Una labor tan callada como imprescindible

  • Su labor es callada pero intensa, en su caso en San Bernardo. Atienden a muchas personas que se encuentran en situación de penuria.

La atención a las personas más desfavorecidas y necesitadas es una de las tareas más importantes de las hermandades. En San Bernardo esta responsabilidad recae sobre Enrique Rubio de los Reyes. Donde hay caridad y amor, allí está Dios. Este es el lema de la hermandad que tiene estipulado en sus reglas destinar el diez por ciento de las cuotas ordinarias de los hermanos para acción social, amén de donativos u otras actividades de caridad que puedan desarrollar paralelamente. Atienden no sólo a hermanos y familiares de éstos, “también a las personas del barrio que puedan estar necesitadas o en situación de pobreza o desatención”. Son muchos los frentes que en materia de acción social tiene abiertos esta hermandad del Miércoles Santo: “colaboramos con las Hermanas de la Cruz, en barrios deprimidos como Torreblanca o las Tres Mil Viviendas. También trabajamos muy estrechamente con Cáritas Parroquial”.

Aunque el proyecto estrella de la Hermandad de San Bernardo en materia asistencial surge como culminación de las Misiones Cofrades que la corporación realizó en 2006. Son dos aulas para escolarizar a niñas en Angola y un comedor, “una iniciativa en la que estamos trabajando junto a las misioneras de acción parroquial”.

Este hermano de San Bernardo tiene 54 años. Casado y con dos hijos, vive en José Laguillo y trabaja en la compra-venta de automóviles. Considera que las hermandades de Sevilla hacen mucho por socorrer a los más necesitados y desfavorecidos, “lo que ocurre es que no siempre se le da la difusión que los temas merecen. Se hace una labor callada pero intensa”. En Semana Santa nos lo podemos encontrar en lugares “muy clásicos” como la salida de la Borriquita, “este año otra vez con la rampa del Salvador”, la entrada del Amor, las Penas de San Vicente por Virgen de los Buenos Libros o la entrada de Vera Cruz. Pero lo que más le gusta a este cofrade de San Bernardo es hablar de cofradías con sus amigos en su hermandad “con una cerveza en la mano y un buen papelón de pescao frito”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios